SECRET INVASION: IRON MAN #33

Para los que añoraban a nuestro hombre negro de blanca armadura, ya tenemos aquí a WAR MACHINE, WEAPON OF S.H.I.E.L.D.

James Rhodes (quien una vez vistió la armadura de Iron Man, cuando Tony Stark pasaba por sus peores horas) está de vuelta, para goce y disfrute de aquellos a los que alucinó con aquella parafernalia de cañones en los hombros. Y viene de vuelta de la mano de su mentor y en la colección de Stark, que en este número (y los siguientes) le cede el protagonismo.

Sean Chen se encarga de dibujar esta saga (como ya hizo cuando publicaron el invento de “Heroes return”), guionizada por Christos N. Gage.

Como recordaréis los lectores de la saga principal, en los primeros números un virus informático skrull había dejado fuera de combate toda la tecnología Stark, ya fuesen satélites, ordenadores o la propia armadura de Tony. De ahí vimos que los que cobraban ventaja eran todos aquellos con tecnología propia, como Norman Osborn o Nick Furia.

En los números de la iniciativa, James Rhodes recibía en su armadura un mensaje de Tony, en el que éste le instaba a ayudarle, ya que toda su tecnología se había ido al garete. James se iba, dejando atrás a un Hank Pym (skrull) con un palmo de narices, pues vió como el virus no se llevó por delante a Máquina de guerra (resumen del aventajado que se ha leido todos los tie-ins de la invasión).

Pues en ese punto continuamos la historia. Tony guía directamente a Rhodey hacia las naves skrulls, y allí empiezan las explosiones.

Tras sacudirse a un superskrull con los poderes de Dragon Lunar, Drax, Nova y Comet man, James es dirigido hacia un satélite donde se encuentra con Suzi Endo (de Force Works) y recibe un mensaje competo de Tony sobre lo que está pasando y de como Máquina de Guerra es la única oportunidad contra la invasion.

Entre dudas de si Suzi es quien dice ser, llegan las naves skrulls para atacar. Ella le dice a Rhodey que la única oportunidad de salvación es hacer lo que le va a decir, pues lleva en ese satélite meses. Rhodey confía en ella y Suzi lo conecta al satélite, transformándose éste en una gigantesca Máquina de Guerra.

Continuará.

No pinta mal a saga, sobre todo porque entronca con la desaparición de toda la tecnología Stark para poder repeler el ataque. Para poder evaluarla, habrá que esperar a siguientes entregas.

Espero que no se alarge mucho, pues Secret Invasion está a punto de finalizar.

Anuncios

2 comentarios to “SECRET INVASION: IRON MAN #33”

  1. Le da un toque de interes el saber que STARK no fue tan inutil como parece en la invasion y tenia por lo menos un plan de respaldo, aunque no creo que eso alcanze para que OSBOR no le quite el cargo.

    El look cybort de James Rhodes me retrotrae demsiado a los TITANS, sera por el color del protagonista.

    El satelite TRANSFORMER es lindo y entusiama

  2. Totalmente de acuerdo con el simil Cyborg-Rhodes.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: