FANTASTIC FOUR #554

ff554Con este número se inicia la andadura de Mark Millar y Brian Hitch al frente de la serie madre del Universo Marvel.

¿Qué nos depararán sus historias?

¿Asistiremos a la “ultimatización” de la “sagrada” familia?

Con Millar al frente de una cabecera que tendría que estar en primera línea de ventas, pero que languidece en la mitad de la tabla (que dirían los futboleros), puede suceder cualquier cosa, ya que la máxima es revitalizar la serie a cualquier coste.

¿Eso significa divorcio? ¿significa muertes? ¿Qué significa?

CUIDAITO, QUE VIENEN SPOILERS.

Ya conocemos la labor de ambos autores a la cabeza de la serie ultimate por excelencia. Según algunos “entendidos”, éstos son los mejores Vengadores en muchos años, aunque Tony Stark sea un niño ricachón, mimado y alcohólico irredento, el Capitán América sea casi un ultraderechista y Bruce Banner un calentorro, que cuando se transforma en Hulk se desboca al ver dos tetas.

Espero que la franquicia del universo 616 le haya puesto algún cortapisas, porque si no, mucho me temo que la tan bien avenida familia las va a pasar putas.

Millar comienza con el número 554 de la serie (publicado por Panini en Los Cuatro Fantásticos vol.7 nº 11, el pasado mes de noviembre), con una saga de cuatro números, a la que títula (sin mucha originalidad) “Los más grandes del mundo”.

El número (soberbiamente dibujado) comienza con Ben, Reed, Susan y los niños volviendo de un viaje en el tiempo (Reed quería llevar a los niños a la inauguración de Disneyland de 1955, con entradas compradas en ebay, pero acabaron en el salvaje oeste).

En ese momento, Johnny les comunica que va a formar una banda de Rock, porque no quierer vivir del dinero de las patentes de Reed.

El resto del número vamos viendo como es la vida de los 4F cuando no están pisándole los juanetes a Galactus. Por un lado, Ben y Reed van a la antígua escuela del primero, a charlar con los chavales, demostrando de una forma divertida como la Cosa está más cerca de los jovenes que el tostón de Richards, mientras que  Susan se reune con Hulka y Janet Van Dyne (La Avispa) porque quiere realizar algún proyecto de caridad en el que gastar la energía y el tiempo que no usa entre misiones.

En ese momento llega una antígua amiga de universidad de Reed preguntando por él. Allysa Moy (Allysa Castle desde que se casó con un multimillonario) le necesita para un proyecto que tiene en marcha. Ambos se van, bajo la mirada “sospechosamente celosa” de Susan, provocada a su vez por un jocoso comentario de Ben sobre lo bien que se conserva la muchacha.

El proyecto es un lugar denominado “NU-MUNDO”, y es el sitio donde supuestamente irá la humanidad cuando la tierra muera.

CONTINUARÁ.

Las sensaciones que deja el número son que la acción corre lenta, pero juega muy bien al despiste por la excelente labor gráfica.

Como adelanté al principio, ya tenemos a alguien que provoca celos en la pareja. Creo que podemos ir oteando en el horizonte problemas para el matrimonio.

Tanto Johnny como Ben aparecen de forma anecdótica, poniendo la chispa del chiste en la serie. Esperemos a ver que sucede en los siguientes números.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: