España y el cómic americano

Hoy día, debido a la proliferación de autores españoles en el cómic estadounidense, es fácil encontrar referencias a nuestro país en los mismos.

Página de Salvador Larroca para “Xtreme X-Men” con el Miguelete y la Guardia Civil “Galáctica”

Salvador Larroca ha dibujado en más de una ocasión su Valencia natal en diversos escenarios, llegando incluso a “modernizar” el armamento de la Guardia Civil para apoyar la labor de los X-Men en la colección “X-Treme X-men“. También hemos visto guiños de nombres de personajes y otras provincias plasmadas en las viñetas de Carlos Pacheco (impagable su “Lopera Rules” en un graffitti en su paso por la colección de los 4F).

Son muchos los autores que han aterrizado tanto en Marvel como en DC para impregnar con su arte las páginas del comic-book americano y, de alguna forma, ejercer de embajadores de nuestro país en los U.S.A.

En otras épocas también hubo autores hispanos que destacaron, como por ejemplo el espectacular José Luis García López (nacido en Pontevedra y criado en Argentina) y sus trabajos para DC. Pero, sin embargo, la presencia española en el comic-book no es muy frecuente más atrás de los setenta y éso hace más curioso el descubrimiento que os cuento.

Corría el mes de septiembre de 1940 y el mundo gráfico de las historietas estaba desbordado de toda clase de personajes, desde magos hasta occidentales que imponían su ley en la selva al estilo de Tarzán, aunque, cada vez más, las historias nos contaban como los héroes (ya fuesen seres con poderes o investigadores privados) luchaban contra la tiranía y contra los largos tentáculos de países lejanos que intentaban destruir la democracia.

En el mes referido, sale a la venta el número 3 de HIT COMICS, un cómic perteneciente a la editorial QUALITY COMICS, el cual contenía (como era habitual en este tipo de tebeos) varias historias cortas de diversos personajes, ya fueran de corte superheróico o misterioso. En su interior, nos encontramos con un personaje curioso, el SUPERAGENTE X-5 (un personaje inspirado en James Bond) el cual vive una historia titulada “MISIÓN: ESPAÑA” (“Assignment: Spain”).

La historia está escrita por WILL EISNER (el creador de THE SPIRIT) y dibujada por Courtney Thompson y en ella el maestro del misterio con cuenta lo siguiente:

En un bar al aire libre en Nueva York, el agente secreto de Bothnia y ladrón de armas de la Guardia Nacional, Fred Ricks sufre un ataque de remordimiento, y deja escapar algunos comentarios incriminatorios delante de dos camareros fornidos, los cuales se lo llevan a un cuarto trasero. Esto llama la atención de X-5, el Súper Agente, quien escucha a escondidas la conversación del habitáculo, y se entera de que embarcarán por la mañana, en un barco particular. X-5 pasa esa noche consiguiendo un uniforme de la marina mercante de Bothnia y unos papeles falsos, y colándose a bordo del buque extranjero con las municiones robadas, cargadas en sus bodegas. Al día siguiente se disparan las alarmas en el barco, ya en medio del mar, y X-5 piensa que ha sido descubierto, pero resulta ser un destructor enemigo, que efectúa un disparo a través de la proa del carguero. La nacionalidad de este destructor no se aclara; aparentemente es un enemigo de los Bothnianos. El carguero se camufla en un banco de niebla y se escapa, llegando con seguridad en Bilbao, España. X 5-desembarca, visita a la delegación de EE.UU. allí, y el ministro de Estados Unidos trata de tener el señor Ricks retenido para su repatriación, pero es en ese momento Ricks está demasiado intimidado para huir, y afirma que quiere volver a su patria, y no a América . Los espías se dedican a descargar en un camión los fusiles de la Guardia Nacional estadounidense robados y tratan de embarcar a Ricks a bordo de un avión monomotor a las afueras del aeropuerto; X-5 encuentra tiempo para contratar un avión, que está armado con ametralladoras montados en las alas, y volver a la base aérea secreta, antes de que el avión de los espías despegue. Vuelan durante varias horas hacia la nación en guerra de Bothnia, y, a continuación, comienza una persecución en el que el avión de los chicos malos se desactiva y es obligado a aterrizar. X-5 aterriza, captura dos espías más, además de a Ricks, obliga a los espías para reparar su avión, le da a Ricks una metralleta sin carga, y lleva a todo el mundo de nuevo al avión de los espías para reanudar su vuelo. Los chicos malos se reunen y brevemente se hacen con el control de la metralleta, descubriendo que estaba descargada, entonces los buenos recuperar el control del vuelo, que continúa hasta que la base secreta de Bothnia está a la vista. X-5,  comunica al embajador de Estados Unidos que envíe a la policía española a ese lugar (20 millas al sur de los Pirineos y al este del Río Juan). 

Cuestión curiosa la elección de una ciudad y un país que estaba, en ese momento, bajo un régimen que tenía relaciones con el nazismo. Si partimos de la base de que Eisner era judío (como tantos otros autores de cómic, como Jack Kirby), resulta curioso que situe la acción de una de sus historias (prevías al nacimiento de The Spirit) en una ciudad desconocida para él y que, en esos momentos, ya habían tenido relaciones con Alemania (hemos de recordar que la guerra civil española acabó un año antes, en 1939, y que en ella una de las acciones en conjunto más sonadas entre la Alemania nazi y el frente nacional qde Franco fue el bombardeo de la ciudad de Guernica). Además, bastantes cómics americanos de esos meses ya hacían luchar a sus héroes contra los nazis, retratándolos como la fuerza enemiga más temible, contraria a la democracia.

Will Eisner

¿Sería debido a conocer el cuadro de Pablo Picasso, Guernica, el cual estuvo expuesto en Art Institute de Chicago en 1940? Sería una posibilidad que Eisner visitará la exposición, se adentrara en los hechos históricos del bombardeo y quisiese rendir homenaje al pueblo vasco… Pero resulta que Guernica es una población de Navarra y no de Bilbao, por lo que, salvo error lógico del desconocimiento de la geografía española por parte del maestro, tendríamos que descartar dicha razón.

Un dato al margen de mi duda: el país del que son los espías no es tal país, sino el nombre de un golfo que hay entre el oeste de Finlandia y el este de Suecia. Evidentemente tampoco hay ningún río JUAN a 20 millas de los Pirineos.

No obstante, y sin haber llegado a ninguna conclusión lógica, me sigo preguntando la razón de esta elección, máxime cuando el Super Agente X-5 encuentra en España a un embajador americano EN PLENO INICIO DE LA DICTADURA DE FRANCO. Históricamente no podemos conceder el beneplácito de la duda a las relaciones bilaterales de ambos países, ya que tras la guerra civil española, las relaciones hispano-americanas se enfriaron y no fueron reactivadas hasta el Pacto de Madrid, en los años cincuenta.

¿Conocía el autor la ciudad? ¿Tendría conocidos que le hablaran de ella? Lo cierto y verdad, y ahí queda como anécdota para la posteridad, es que WILL EISNER (no sabemos por qué motivo) inmortalizó a la ciudad de Bilbao, de entre todas las del mundo, en esta historia del Super Agente X-5.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: