Archive for the DC: SUPERMAN Category

Las películas de superhéroes traen nuevos lectores a los cómics ¿Realidad o ficción? (1)

Posted in ARTÍCULOS, CINE y TELEVISION, CRÍTICAS DE CINE, DC: BATMAN, DC: SUPERMAN, MARVEL: DAREDEVIL, MARVEL: HULK, MARVEL: SPIDER-MAN, MARVEL: X-MEN on Viernes 10 febrero 2017 by obivalderobi
superman-el-fim-poster

Superman de Donner… el inicio de la Silver Age cinematográfica

Desde que la malograda “Batman y Robin” marcara el punto y final de una etapa de películas basadas en superhéroes (La SILVER AGE de la gran pantalla, que dio inicio con el SUPERMAN de Richard Donner en 1978), Hollywood parece haber apostado fuerte por el género con el cambio de siglo y ha comenzado a realizar producciones muy bien ejecutadas, haciendo llegar al público genérico historias que los aficionados conocíamos desde tiempos remotos.

Y aunque el largometraje que inició este nuevo camino comenzó con un personaje que el público no lector desconocía y no identificaba como perteneciente a los cómics (BLADE), poco a poco fueron apareciendo producciones que, no sólo entretenían y cautivaban a todo el mundo, sino que se hacían desde el cariño y el respeto al fan, y a los cánones erigidos por varias décadas de tebeos.

X-MEN (2000)

x-menEl caso es que el nuevo siglo nos trajo la primera gran película de superhéroes de la que todos disfrutamos: X-MEN (14/07/2000) y, de pronto, todos los medios y los espectadores de esta película comenzaban a hablar de mutantes y a acercarse a los personajes que por allí aparecieron. Tormenta, el profesor Xavier o Lobezno ya no eran personajes exclusivos de entornos comiqueros, sino que, por el contrario, se convirtieron en iconos populares. De hecho, los números de taquillaje avalaban el éxito, ya que su recaudación fue de casi 300 millones de dólares.

El éxito de la superproducción de la Marvel (en conjunción con la poseedora de los derechos de los personajes, la todopoderosa 20th Century Fox), ilusionaba a todo el fandom mundial y hacía pensar que las ventas de cómics se dispararían, lo que no dejaba de ser un incentivo importante para la industria de las historietas y para los propios aficionados, ya que, a mayor número de ventas, más asegurado estaría el futuro de nuestro hobbie.

Pero… ¿Qué ocurrió? Vamos a analizar los números de las colecciones mutantes antes y después del estreno de la película (todos los datos de ventas ofrecidos en este post corresponden al mercado americano y han sido extraídos de la web www.comichron.com, faltando los datos de la venta de cómics digitales a los que no he tenido acceso.)

NOTA: Cada celda contiene A) número que ocupa el cómic en el ranking de ventas de la distribuidora Diamond en ese mes, B) el número de cómics solicitados de cada colección y C) signo de subida Δ o bajada  del número de ejemplares con respecto al mes anterior.

2000-07-14-ventas-x-men

Hacer click en la imagen para agrandar

Las cifras del cuadro anterior están referidas a las series mensuales. El tema de las recopilaciones de sagas completas en tomos (los famosos TRADE PAPERBACK y HARDCOVER), arroja los siguientes datos mutantes:

  • ENERO 2000: Wolverine/Punisher – Revelations = 2814 ejemplares.
  • FEBRERO 2000: X-Men – Zero Tolerance = 2416 ejemplares.
  • JUNIO 2000: X-Men – The Movie = 11022 ejemplares (número 1 del ranking de ventas) y X-Men Begginings = 7374 ejemplares (número 2).
  • JULIO 2000: X-Men – Visionaries (Joe Madureira) = 2945 ejemplares.
  • SEPTIEMBRE 2000: Backpack Marvels X-Men vol.1 = 4369 ejemplares.
  • OCTUBRE 2000: Backpack Marvels X-Men vol.2 = 2402 ejemplares.
  • NOVIEMBRE 2000: X-Men Visionaries (Neal Adams) = 2701 ejemplares.
  • MARZO, ABRIL, MAYO, AGOSTO y DICIEMBRE 2000: Ningún tomo mutante.

Según estos números, tras cinco meses del estreno exitoso de la película (157 millones de dólares de recaudación en USA y 296 en global), las principales colecciones de los mutantes, no sólo no aumentaron sus ventas, sino que mantuvieron una tendencia a la baja en cuanto a números de ventas, mientras que en apartado de tomos recopilatorios, lo más relevante son los casi 18000 ejemplares vendidos en junio, como parte de la promoción previa al estreno, de los que 11000 corresponden al tomo de la película.

(NOTA: Los Backpack Marvels son tomos con sagas unitarias que publicaba Marvel a precio asequible [$6,95], y, en concreto, el 1 contenía los Uncanny X-Men #167-173, parte de la etapa de Paul Smith a los dibujos, con el enfrentamiento entre Calisto y Tormenta o a llegada de Pícara a la Mansión, mientras que el 2 contenía los UXM #174-179, con el ataque de Mente Maestra, dos tomos que componen una etapa fantástica de los pupilos de Xavier.)

La lectura inicial es que el éxito de taquilla no se tradujo en aumento de ventas y, mucho menos, en una captación de nuevos clientes. Pero sigamos analizando el resto de las producciones para la pequeña y gran pantalla.

SMALLVILLE (2001)

smallville-7En 2001 se estrenaba en televisión la serie SMALLVILLE en la que podíamos conocer la adolescencia de Clark Kent en dicha población ficticia del estado de Kansas. El éxito de audencia de la primera temporada fue importante, ya de que desde el 16 de octubre del primer episodio al 26 de mayo (último de la temporada) mantuvo una audiencia media de casi seis millones de espectadores (8.400.000 en el primer episodio y 6.000.000 en el último) ¿Cómo afectó este dato a las ventas de las series protagonizadas por el Hombre de Acero?

2001-10-16-ventas-superman-smallville

Hacer click en la imagen para agrandar

Los números son igual de desesperanzadores que en el caso de X-Men, tendiendo las cifras de venta de las colecciones principales de Superman a la baja, POR DEBAJO INCLUSO DE LOS DATOS DE VENTAS ANTERIORES AL ESTRENO DE LA SERIE. Ni siquiera se vio reflejado algún incremento en la venta de tomos recopilatorios.

Como dato alternativo a las colecciones principales del kriptoniano, la serie de televisión generó una cabecera bimensual (publicada por DC Comics, obviamente), en la que se incluían una historieta gráfica ambientada en la continuidad de la serie y, además, datos sobre los rodajes, fotografías y entrevistas con los actores. Dicha serie duró 11 números, y sus ventas fueron las siguientes:

  • Smallville #1 (19/03/2003) = 28957 [S 33594, AC 32057, AOS 30187]
  • Smallville #2 (julio 2003) = 20119
  • Smallville #3 (septiembre 2003) = 17611
  • Smallville #4 (noviembre 2003) = 16473
  • Smallville #5 (enero 2004) = 15285
  • Smallville #6 (marzo 2004) = 14673
  • Smallville: The Comic (Trade Paperbak Smallville #1-4, abril 2004) = 2521
  • Smallville #7 (mayo 2004) = 13771
  • Smallville #8 (julio 2004) = 12764
  • Smallville #9 (septiembre 2004) = 12323
  • Smallville #10 (noviembre 2004) = 12103
  • Smallville #11 (enero 2005) = Sin cifras de ventas.

Lo que muestra una tendencia clara a la baja que dio con la cancelación de la misma, mostrando un bajo interés de los espectadores y seguidores de la serie en ver a sus personajes reflejados en los cómics.

SPIDER-MAN (2002)

mv5bmzk3mte5mdu5nv5bml5banbnxkftztywmjy3nty3-_v1__sx1089_sy683_Le tocaba el turno a nuestro amistoso vecino, el cual fue llevado a la pantalla bajo la dirección de Sam Reimi con gran éxito de taquilla.

La película fue un gran acierto a nivel interpretativo, que funcionaba a las mil maravillas y que nos hizo ver, por primera vez en el cine, a un Spider-man increíble balanceándose por New York colgado de sus redes de la forma en que mil veces lo habíamos visto en los cómics y lo habíamos imaginado en nuestra mente de fan.

La evolución de las ventas en las principales colecciones protagonizadas por Peter Parker en ese año de 2002 (antes y después del estreno del film) fue la siguiente:

2002-05-03-ventas-spider-man

Hacer click en la imagen para agrandar

Se puede apreciar que las ventas en las colecciones regulares mantuvieron una tendencia a la baja, tras el estreno del film, sin ningún dato remarcable en el terreno de los tomos recopilatorios, donde el número de ejemplares vendidos se mantiene estable antes y después. Como caso aislado quizás se puede hacer mención del de las ventas de los hardcover que recopilan las aventuras del Spider-man Ultimate, que también mantenía un buen nivel de ventas mensuales, pero que, en ningún caso, se ven como un aumento reseñable que se pueda achacar a que el visionado del film haya atraido a nuevos lectores (pensemos que la taquilla de cuatrocientos millones de dólares en EE.UU. supone una cantidad exorbitante de espectadores y, por ende, de potenciales clientes).

Cómo detalle especial, se podría destacar el número unitario en torno a la película que se editó en abril y que fueron cerca de 50.000 ejemplares, o del tomo posterior, del que se solicitaron unas 7300 unidades, pero que, aunque siendo un buen número de ejemplares vendidos, juntos no llegan ni a la mitad de la cifra que vendía habitualmente la colección principal, Amazing Spider-man o su nuevo competidora de aquella época, Ultimate Spider-man.

X-MEN II (2003)

x-men-united-2003La segunda parte de la saga de los chicos de la Escuela para alumnos avanzados de Charles Xavier fue una verdadera gozada. Los films que nos llegaban cada vez ilusionaban más al fandom y el final de este largometraje nos hizo lanzar, a todos los lectores de cómics asistentes al estreno, un grito de histeria colectiva al ver cómo se podía hacer realidad en el cine una de las historias más celebradas de toda la historia de Marvel: La saga de Fénix Oscura (¡Cuánto ignorábamos que la siguiente entrega no se acercaría en nada a lo que Brian Singer nos prometía, al irse de la franquicia mutante para realizar su “Superman”!). Veamos como se traducían estos éxitos en las listas de ventas de cómics:

2003-05-02-ventas-x-men-ii

Hacer click en la imagen para agrandar

Con esta segunda entrega hubo más movimientos de venta en lo que respecta a tomos recopilatorios antes y después del estreno (aunque muchos de estos “hardcovers” eran del universo Ultimate). También destaca que la editorial, además de lanzar su correspondiente X-MEN II THE MOVIE en cómic, sacó dos especiales, uno de Lobezno y otro de Rondador Nocturno, que se sumaron a la amplia oferta mutante del momento.

Incluso relanzaron la serie de Lobezno con un nuevo número uno tras la película, cosa que supuso un incremento notable de ventas en dicho mes, volviendo las aguas a su cauce en el número 4 de la colección (como suele suceder con cada relanzamiento o nuevo número uno de un personaje importante). Pero analizando las cifras más fríamente, podemos observar que las ventas de las colecciones (en números absolutos) no variaron mucho: Por ejemplo, Uncanny vendió en noviembre de 2002 89398 ejemplares y en octubre de 2003 el incremento fue nímio (92479, unos 3000 ejemplares más), teniendo en cuenta la taquilla que generó el film.

DAREDEVIL & HULK (2003)

daredevil_ver2_xlgEse mismo año en que  se estrenó X-MEN II, se estrenaron dos nuevas producciones en torno a héroes Marvel: En la primera el protagonista era un desconocido para el público, Daredevil, el superhéroe ciego que ejercía de abogado en su vida real; la segunda sí que pertenecía a otro de los iconos de los ochenta, el increíble Hulk, que se dio a conocer gracias a la serie de t.v. en la que Bill Bixby interpretaba al doctor DAVID BANNER (le cambiaron el nombre para la serie) y el inolvidable LOU FERRIGNO como el coloso esmeralda.

358728Ambas producciones, hay que decir, que no dejaron satisfechos al fandom. La primera, a pesar de llevar como cabeza de cartel a Ben Affleck interpretando a Matt Murdock y a Jennifer Gardner como Elektra Natchios, generó bastantes comentarios negativos entre los aficionados, mientras que el Hulk de ANG LEE fue y sigue siendo vilipendiado, sobre todo por esa primera hora de psicodrama en el metraje, en la que ERIC BANA intentaba hacernos creer que era una buena alternativa para encarnar a nuestro querido Bruce. Incluso algunas voces se quejaban de que el Hulk generado por ordenador era demasiado enorme en algunas ocasiones (sin olvidar que convirtieron al HOMBRE ABSORBENTE en Brian Banner, padre de Bruce).

En cuanto a la reacción de los espectadores con respecto a los cómics de dichos personajes, los datos fueron los siguientes:

Hacer click en la imagen para agrandar

Hacer click en la imagen para agrandar

Los números, en cuanto a ventas de las series regulares de cada personaje no dan señal de incremento, una vez comparadas las cifras de octubre de 2002 y 2003. También es cierto que, al margen de exigencias de aficionado al cómic, las recaudaciones de estas dos películas fueron bastante menores que las de las anteriores producciones Marvel (aún así, ambas superaron la barrera de los 100 millones de dólares).

Un dato curioso que nos da una pista también sobre esos clientes potenciales: Las cifras de los cómics editados como promoción de cada uno de los largometrajes comentados hasta ahora coinciden en número de ejemplares vendidos (entre 35.000 y 45.000), independientemente del personaje, lo que no deja de ser llamativo, ya que, aunque son unas cifras medianamente interesantes, no parece que influyan posteriormente en las ventas de las colecciones regulares ¿Es porque son los propios lectores veteranos los que, además de comprar religiosamente sus colecciones mensuales, adquieren estos especiales? ¿O, por el contrario, son compradores eventuales, ajenos al fandom que, simplemente, adquieren el producto durante la fiebre del estreno y luego no terminan por engancharse a ninguna serie?

SPIDERMAN II (2004)

mv5bmzy2odk4nmutotvmni00ztdkltlmowytmme2owvhntu2otvkxkeyxkfqcgdeqxvymtqxnzmzndi-_v1__sx1089_sy683_Saltándonos producciones de personajes menos representativos de las dos editoriales más grandes (CATWOMAN, THE PUNISHER Y BLADE TRINITY, estrenadas en este mismo año), 2004 fue el año para ver la secuela del Hombre Araña. Fue una segunda parte que, aunque no impactó tanto como la segunda parte de X-MEN, fue un buen producto, con momentos memorables y personajes muy bien caracterizados (El Doctor Octopus le ganaba la partida visual al Duende Verde de la anterior entrega).

La recaudación del film fue algo más baja que la de la primera parte, pero incluso así superó en taquilla a la segunda entrega de los mutantes, generando unos 373 millones de dólares, lo que supone unos 50 millones de espectadores sólo en Estados Unidos.

Los números de ejemplares vendidos durante dicho año, antes y después del estreno, nos ofrecen una visión del comportamiento de estos cincuenta millones de espectadores, con respecto al acercamiento de los mismos al cómic.

2004-07-02-ventas-spiderman-ii

Hacer click en la imagen para agrandar

Cómo se puede observar en el cuadro de datos, el impacto de la taquilla no se notó en las ventas de las colecciones más representativas protagonizadas por el Hombre Araña, manteniendo prácticamente el nivel de ventas anterior al estreno.

BATMAN BEGINS & FANTASTIC FOUR (2005)

18426706En 2005 se estrenaron largometrajes menores, tales como MAN-THING, ELEKTRA y CONSTANTINE, (las cuales, aún llevando protagonistas de renombre como JENNIFER GARDNER en la segunda o KEANU REEVES en la tercera, no eran personajes identificables para el neófito en “tebeología”), siendo también el año de la puesta en escena de la primera de las grandes superproducciones de DC, BATMAN BEGINS, con Christopher Nolan como director y Christian Bale como protagonista.

4-fantasticos-3El film fue tuvo un gran éxito de crítica, tanto del aficionado como del público en general, para desgracia de la película de la Primera Familia, FANTASTIC FOUR, la cual ha sido considerada como la peor adaptatción reciente al medio de un cómic… hasta que el año pasado se estrenó su remake, el cual ha hecho buena la que ahora estamos analizando.

Con respecto a la incidencia del público espectador en las ventas de las cabeceras más vendidas de sendos protagonistas, las cifras dicen los siguiente:

2005-06-15-ventas-batman-begins-4f

Hacer click en la imagen para agrandar

En el cuadro no aparecen los datos de la nueva serie ¿bimestral? que se estrenó ese año, ALL-STAR BATMAN & ROBIN THE BOY WONDER, guionizada por Grant Morrison, que se comenzó a publicar en julio, es decir, al mes siguiente del estreno cinematográfico, y cuyos datos, aún siendo positivos, siguen la evolución de ventas de toda nueva colección de un gran personaje, un arranque espectacular que va declinando mes a mes, hasta llegar a una posición natural de ventas. Sus cifras fueron: julio nº1 = 261,079; septiembre nº2 = 178573; diciembre nº3 = 162994; mayo nº4 = 160340)

Las ventas de las colecciones principales de los protagonistas de los estrenos siguen la misma tónica de ventas después del estreno. De hecho, los números son desesperanzadores, ya que la colección principal de los 4F mantiene el mismo número de ventas en enero que en diciembre, mientras que la colección decana del Señor de la Noche (Detective Comics) baja de ventas, subiendo un tímido 8% la que lleva por título el nombre del héroe (Batman), siendo, además, las ventas más bajas registradas en este post sobre los números especiales editados para filmes.

X-MEN: THE LAST STAND & SUPERMAN RETURNS (2006)

superman-returns-22006 nos trajo el fiasco de la tercera de las películas que iban a conformar una trilogía para recordar y el SUPERfilme que dirigió el culpable del éxito de las dos primeras entregas mutantes. Ni unos ni otro dejaron satisfechos al fandom. En cuanto a las ventas de las principales colecciones de sendos protagonistas, fueron las siguientes:

2006-05-26-ventas-x-men-iii

Hacer click en la imagen para agrandar

x-men-3Aquí tenemos varios datos relevantes. Por un lado, las colecciones de Superman prácticamente no notaron el estreno del film, más allá de las ventas de los cómics especiales publicados como complemento del estreno o un aumento del 12% en la colección Action Comics. Sin embargo, con respecto a las colecciones mutantes hubo un doble efecto: Por un lado, las cabeceras principales experimentaron subidas puntuales (Uncanny experimentó un incremento del 30% en julio, pero fue el efecto “número conmemorativo” por llegar al 475 de la colección, mientras que X-Men fue in incremento del 23% en el mismo mes), mientras que la del protagonista por excelencia de la trilogía, Lobezno, experimentaba un incremento de MÁS DEL 50% EN SUS VENTAS.

Como contrapunto a estos incrementos (en buena parte debidos al estreno de la película) hay que reflejar que hacia final de año (diciembre) las cifras de venta habían vuelto casi a los niveles anteriores al estreno (sólo un 10% más de ventas), siendo el único caso hasta el momento en el que podemos apreciar una influencia en las cifras de ventas de los cómics motivados por el público asistente a la película.

SPIDER-MAN III (2007)

spidey3postenuevor1En 2007 vimos en los cines la primera entrega de GHOST RIDER, con Nicholas Cage en el papel de Johnny Blaze, interpretando un héroe Marvel por primera vez y cumpliendo un sueño personal, truncado desde que su nombre se barajó para la anterior entrega del hombre de acero (la de Returns). También asistimos estupefactos a la segunda entrega del cuarteto marveliano, FANTASTIC FOUR: RISE OF THE SILVER SURFER, la cual, junto con la del Motorista Fantasma (y al igual que pasó el año anterior con X-Men y Superman), también dejó planos emocionalmente a los aficionados a los cómics (a pesar de ser filmes entretenidos y de caros presupuestos, que no llegaron casi a cubrir el presupuesto empleado con la taquilla global). A esta debacle de las esperanzas de todos los lectores de Marvel y DC se unió el despropósito de Spiderman III. La repercusión en las ventas de cómics tras el estreno podemos analizarla en base a las cifras de la distribuidora Diamond:

2007-05-04-ventas-spiderman-iii

Hacer click en la imagen para agrandar

Por colecciones, el impacto fue  el que sigue:

  • Amazing tuvo dos incrementos importantes en sus ventas, en el mes de febrero (un 24%, 3 meses antes del estreno) y en septiembre (un 28 %, dos meses después), pero que no fueron una constante que se consolidase, sino simples altibajos.
  • Ultimate Spiderman tuvo unos incrementos en ventas que no llegó al 6% durante los tres meses siguientes, pero que entró en descenso a partir de noviembre.
  • Sensational incrementó sus números en un 18% en junio, para luego ir descendiendo los meses posteriores, repuntando en noviembre tras dos meses sin salir a la venta por retrasos en la entrega.
  • Friendly Neighborhood iba en descenso desde marzo, repuntando sólo en la venta de su  número 24, en el mes de octubre.

EN CONCLUSIÓN A ESTE PRIMER BLOQUE DE ANÁLISIS:

Las ventas de cómics aumentaron puntualmente: A) con sus números especiales en torno a los filmes B) incrementando las cifras algún mes después en colecciones de personajes protagonistas, pero de forma esporádica y sin establecer ningún tipo de continuidad en el número de lectores que sigan las colecciones algún tiempo después.

Podríamos concluir, en base a los datos ofrecidos, que, aunque una pequeña parte de los espectadores de dichos filmes terminase leyendo cómics y comprando de forma asidua alguna colección, es un número que quedaría compensado por los lectores veteranos que se pierden, hastiados de ver cómo personajes en papel con muchas décadas de continuidad se adaptan a los cambios ofrecidos en los distintos celuloides.

EN DEFINITIVA: Es un ejercicio absurdo “castigar” a los lectores de siempre con la introducción en la continuidad de papel aquellas innovaciones creadas para el cine, en pos de aumentar las ventas de los cómics y pensando en esos lectores potenciales que, aún llegando, no suponen un aumento significativo (ni siquiera apreciable) en las cifras de ventas. Son dos medios diferentes, pensados para públicos distintos con exigencias contrapuestas.

CONTINUAREMOS ESTE ANÁLISIS PORMENORIZADO DE LA INFLUENCIA DEL CINE EN LOS CÓMICS EN UN PRÓXIMO POST, DONDE VEREMOS LA INCIDENCIA DE LAS VENTAS A PARTIR DE LA FASE UNO DE MARVEL COMO PRODUCTORA DE LARGOMETRAJES EN 2008.

SIGAN ATENTOS… ¡Y LEAN MUCHOS CÓMICS!

Lois y Clark: La llegada

Posted in DC: LOIS LANE, DC: SUPERMAN on Miércoles 12 octubre 2016 by obivalderobi

Para mí ha sido toda una sorpresa esta nueva colección.

Me ha retrotraído a hace 20 años, cuando, en medio de una espiral de cómics narrando la segunda venida de ese pseudomesías que resultó el clon de Spider-man, apareció la que a todas luces fue la mejor historia de la saga: Los años perdidos de DeMatteis y Buscema.

DC había decidido reiniciar su universo y hacer partir de cero a todos sus habitantes en el fenómeno conocido como DC Reboot, tras la Crisis Final narrada por Morrison, y a Superman le tocó una operación de lifting y rejuvenecimiento en la que se convertía en un héroe urbano de camiseta de merchandising barato, el cual heredaba de camino una armadura kriptoniana que le servía de uniforme y perdía su mas interesante poder, el de la madurez del matrimonio y la paternidad.

Antes del despropósito del nuevo Clark Kent (al cual no lo pudo salvar ni la llegada del más longevo dibujante de Spider-man, John Romita Jr.), Superman era un superhéroe casado con su histórico amor, Lois Lane, y padre de Jonathan (universo pre-Flashpoint) y son estos personajes los que, ha raiz del evento “Convergencia”, aterrizan en una Tierra que no reconocen y en la que tratan de pasar desapercibidos al ser conscientes de que no son los Clark y Lois originales de dicho universo (de ahí la adopción del apellido White en lugar de Kent).

La historia, perfectamente llevada por el hombre que mató a Superman, Dan Jurgens, y dibujada elegantemente por Lee Weeks, no sólo es un valiente paso atrás de la editorial (comparable al Heroes Return de Marvel) sino un soplo de aire fresco a una franquicia que se hundía en las listas de ventas, con un protagonista con poderes distintos a los clásicos, uniformes que, por innovadores, eran poco creíbles (un tecnotraje o una camiseta) y un interés romántico que, en otros tiempos habría hecho las delicias de millones de fans, pero que tras la boda con una Lois Lane muy compleja y llena de matices era poco menos que una broma.

Ahora, en esta primera saga de 8 números recopilada por ECC Cómics en un tomo, podemos disfrutar de una lectura amena que , cuando menos, nos deja la sensación de haber recuperado el espíritu del héroe que abrió las puertas a lo SUPER hace casi ochenta años.

Racismo vs. Negocio

Posted in ARTÍCULOS, CINE y TELEVISION, DC: CATWOMAN, DC: FLASH, DC: SUPERGIRL, DC: SUPERMAN, MARVEL: 4 FANTASTICOS (Fantastic Four), MARVEL: DAREDEVIL, MARVEL: NICK FURY, MARVEL: THOR, MARVEL: VENGADORES (Avengers) on Jueves 29 septiembre 2016 by obivalderobi

La eterna lucha entre el tradicionalismo y el modernismo es tan vieja como la misma filosofía y trasciende a defensores y dogmas.

No nos es extraño observar como, en cualquier ámbito de la vida, el defensor de la tradición lucha por mantener el inmovilismo de los dogmas y/o estamentos, mientras que el modernista aboga por todo lo contrario, la evolución y el cambio del “statu quo”.

Sin entrar a valorar ninguna de las dos posiciones, lo cierto es que esa lucha y esos luchadores existen en torno al mundo del cómic. Sigue leyendo

Marriages Disassembled!!! ó ¿Para qué sirve un superhéroe casado?

Posted in ARTÍCULOS, DC: FLASH, DC: LOIS LANE, DC: SUPERMAN, DC: WONDER WOMAN, MARVEL: 4 FANTASTICOS (Fantastic Four), MARVEL: BRUJA ESCARLATA (Scarlet Witch), MARVEL: HANK PYM, MARVEL: HULK, MARVEL: INHUMANOS, MARVEL: JEAN GREY, MARVEL: MARY JANE, MARVEL: SPIDER-MAN, MARVEL: TORMENTA (Storm), MARVEL: VENGADORES (Avengers), MARVEL: X-MEN on Domingo 12 abril 2015 by obivalderobi

Desde que algún autor decidió contar historias ilustradas, todo personaje principal ha tenido su interés amoroso. Tarzán y Jane, Flash Gordon y Dale Arden o La Sombra y Margo Lane son ejemplos que nos muestran que cada héroe tenía su interés amoroso y, por tanto, su talón de aquiles en ella.

Ya en la Golden Age de los cómics, el tema de la pareja del superhéroe parecía ser un rescoldo de los pulps: Clark Kent tenía una “relación” con Lois Lane, Wonder Woman con Steve Trevor o Batman con su Julie Madison (que luego fue su Linda Page y luego su Vicki Vale). Todo héroe, durante su existencia, tenía que tener un interés romántico que dotará de sentimentalismo y/o dramatismo las historias.

Al principio, ver que un superhéroe se casaba era asunto a tratar en sueños de la protagonista o como historias de otros universos paralelos (llámense What if u Other Worlds). Pero llegó el momento en que Stan Lee decidió llevar al altar a sus personajes… y todo cambió.

Reed Richards y Susan Storm fueron los primeros en pasar por la vicaría, a los que siguieron Mercurio y Crystal, la Bruja Escarlata y la Visión, el Espadachín y Mantis, Hank Pym y Janet Van Dyne… y así hasta llegar a LA BODA: Peter Parker y Mary Jane. Poco después, DC tomó la decisión de casar a Clark Kent y Lois Lane, después de casi 60 años de noviazgo.

Parecía que los personajes daban el paso, tal y como lo hacían sus miles de seguidores, y que con este acto se mantenía la empatía con los lectores, muchos de ellos adultos padres de familia.

Pero de un tiempo a esta parte parece ser que la idea no era tan buena, y las editoriales parecen haber llegado a la conclusión que los lectores no necesitan ser empatizados (entre otras cosas, digo yo, que porque estos personajes han sobrevivido a muchos de sus seguidores) y que los nuevos lectores (si es que existen) son más jóvenes y no sintonizan con personajes que actuan igual que lo harían sus padres. El resultado es que apenas quedan matrimonios en el cómic. Repasemos los diez casos más conocidos: Sigue leyendo

Superman: algo nuevo, algo viejo, algo azul…

Posted in DC: SUPERMAN with tags on Lunes 10 octubre 2011 by obivalderobi

Estamos asistiendo a la enésima revisión del mito.

La última revisión extrema a la Superman que fue sometido se realizó en 1986, cuando John Byrne estableció nuevos parámetros para el personaje, aprovechando el reinicio de la mitología kryptoniana.

Muchos fueron los cambios que sufrió, y a los cuales los lectores acabaron por acostumbrarse. Desde su relación con Lois Lane (en ese reboot se le confirió a Lois un interés afectivo no mostrado antes por su compañero Clark), pasando por la reducción de sus poderes y terminando con la desvinculación de su aparición como Superboy en Smallville, así como estableciendo que él (y sólo él) era el último mohicano… perdón… kryptoniano, el último hijo de Krypton.

Durante las cinco primeras décadas del personaje, se fue creando todo un entorno kryptoniano del que Byrne se desembarazó: Argo City, Kandor, Zod, Supergirl, Krypto, las distintas kriptonitas, los viajes de Kal-El a su mundo natal, las intervenciones de Jor-El en la Tierra, etc..

Podríamos establecer que desde 1938 a 1986 (casi cincuenta años) el mito se fue forjando, para que Byrne tuviera material donde escoger lo que más le gustase y plasmarlo en su nueva serie, remodelando y actualizando conceptos.

Y todo ésto ha sido respetado por autores posteriores y por la propia editorial, hasta la llegada de Loeb. Tras dos intentos no convincentes de rescatar a Supergirl, en 2000 se abrío el candado de la limitación impuesta por Byrne, con los primeros arcos argumentales de Jeph Loeb.

La llegada de Krypto, la reconversión de Lex Luthor en científico loco otra vez, la aparición de las distintas kriptonitas y la recuperación de Supergirl, del mismo modo que cuarenta años atrás (1959) fueron las piedras de toque para recuperar un legado que Kal-El había perdido con las Crisis en Tierras Infinitas.

Loeb rescata al superperro en la saga “Regreso a Krypton”, tras hacer convivir a Superman con sus padres y volver a reflejar a Jor-El y Lara con los uniformes de los cincuenta. Posteriormente, en la colección “Superman/Batman” rescataría de un sólo golpe toda una miriada de piedras de kriptonita de varios colores (en el periodo 1986-2000 tan sólo existía una sola piedra verde) que acompañaron a la nave de Supergirl en su aparición post-crisis. Y hace poco, recuperamos a 3 personajes que se habían hecho famosos con las películas de Richar Donner: Zod, Non y Ursa, a la vez que se ha rescatado la zona fantasma, y a muchos kriptonianos que habitaron la ciudad embotellada de Kandor.

Y el último paso, ha sido realizar un nuevo cómic explicando los orígenes de Superman, adaptando todos los elementos posibles de su recorrido desde los cuarenta: Superboy en Smallville, Lex Luthor como vecino de la misma población y conociendo a Clark en aquella época, la relación de Superboy con la Legión de los Superhéroes… (“Superman: Orígenes” de Geoff Jones y Gary Frank)

Superman evoluciona y sigue cambiando. Ahora, con el reboot editorial que relanza la colección “Action Comics” desde su número 1, Superman vuelve a mutar, y, si bien todo parece indicar que se va a tener en cuenta lo relatado en la obra de Jones y Frank, por otro lado lo que encontramos en este nuevo Superman es un personaje más relacionado con las versiones Ultimate marvelianas que con cualquier versión conocida de Clark Kent.

En “Action Comics #1”, el Superman de camiseta y vaqueros es un chaval inseguro, inmaduro, a veces prepotente, que se siente superior al resto de los mortales cuando usa sus poderes, pero que en su vida personal es un joven-botellona del siglo XXI.

Atrás quedó el Clark Kent que fingía timidez para ocultar su corpulencia y poderes. Atrás quedó un Superman que inspiraba a otros héroes por su alto nivel de ética. Atrás quedaron las historias  emotivas de personas llanas o las relaciones de familia. Atrás quedaron los villanos taimados de inmunidad diplomática. Superman entra definitivamente en Ipads y Iphones adaptándose a la juventud actual, mucho más agresiva y menos inocente que la de otros tiempos.

Y para muestra de lo escrito, invito a los lectores a que lean los primeros números de Action y de Justice League, donde todo comienza de nuevo. No es sólo un cambio de traje, sino un cambio de actitud en el personaje. Veremos a un Batman que no se fía del alienígena kryptoniano, veremos a un Green Lantern jubiloso darle lecciones a Bruce, veremos a un Superman “más chulo que un ocho” en cada una de sus apariciones… en definitiva, nada de lo que veamos se parecerá a lo antes visto (aunque intente parecerse).

Las ventas dictarán si los cambios han venido para quedarse.

Coleccionable Superman

Posted in DC: SUPERMAN with tags on Sábado 20 agosto 2011 by obivalderobi

Si hay un personaje que ha sobrevivido contra viento y marea, adaptándose a los tiempos de forma camaleónica, ese es Superman.

Todos los que están inmersos en el mundo del cómic lo considera “el padre de los superhéroes”, debido a que fue el primero de ellos (Flash Gordon, Tarzán o La Sombra son considerados héroes de pulp), pero desde 1938 el personaje ha pasado por distintas etapas bien diferenciadas.

El Superman de Jerry Siegel y Joe Shuster era un ser superfuerte que saltaba por encima de los edificios y al que le rebotaban las balas sin dañarlo («más rápido que una bala, más poderoso que una locomotora, capaz de saltar altos edificios de un solo impulso» decía la cuña que anunciaba sus aventuras radiofónicas).

Sus aventuras discurrían luchando contra empresarios y políticos deshonestos, estafadores, gánsteres, linchamientos y casos de violencia doméstica, con una forma de actuar más brutal que la que tiene hoy en día y con un código moral muy distinto al que marca la sociedad de hoy.

Sin embargo, con el paso del tiempo aumentaron sus poderes, al igual que sus ideales y las normas de su código moral (no matar, enseñar mediante el respeto, etc.). Fue la serie de dibujos animados de los hermanos Fleischer (1941) la que introdujo la habilidad de volar, llegando gracias a este poder a moverse entre galaxias, detener meteoritos o viajar en el tiempo. Su visión contemplaba cualquier espectro (microscópico, telescópico, rayos X, ultravioleta, etc.), tenía supervelocidad, superoído, aliento ártico, visión calorífica, superfuerza… En definitiva, se convirtió en un ser al que nada le afectaba y cuyos poderes se multiplicaban con los años (salvando el hecho, quizás, que nunca dominó la telepatía).

Como sus guiones pasaron a ser muy predecibles, decidieron crear un talón de aquiles para el personaje, e inventaron la kriptonita, punto débil que utilizarían muchos de sus enemigos, sobresaliendo en este menester Lex Luthor.

Con la llegada del famoso psiquiatra Frederick Wertham y su libro “La seducción del inocente”, se creó a nivel nacional una comisión que debía supervisar todo guión dedicado al público infantil y juvenil, y Superman (al igual que otro héroes) pasó a tener aventuras ñoñas e insípidas, multiplicando los personajes “necesarios para una buena educación”, tales como Superwoman, Superman Bizarro o Supergirl.

Este “atolondramiento” de las temáticas vino a causar cierto declive del género, y no fue hasta los sesenta, con la llegada de Marvel y sus “dioses con pies de barro” que el mundo del cómic no recibe un cambio de rumbo y un nuevo impulso.

DC vio, con el paso de los años, que la humilde Marvel (con sus héroes desgraciados) les ganaba la partida en ventas. Y a mediados de los ochenta, los directivos de la compañía decidieron volver las tornas haciendo borrón y cuenta nueva.

Llegaron la “Crisis en tierras infinitas” (1986), una macrosaga donde se resetearía a todo héroe de la compañía, y en la cual se marcaría el punto cero desde el cual las historias de todas las cabeceras comenzarían de nuevo, explicando los orígenes (actualizados a los tiempos que corrían) de cada personaje (aunque, curiosamente, la numeración de las cabeceras principales se mantuvo, como fue el caso de Action Comics o Detective Comics)

El coleccionable de Superman (40 números) que publicó Planeta DeAgostini en 2006 comienza, precisamente, en este punto.

El reseteo de la serie del kriptoniano comenzó con una miniserie llamada “Superman: Man of Steel”, a cargo de John Byrne como autor completo, donde se cogieron las mejores características de la historia del héroe y se unieron para dar con un Superman más humano y menos poderoso, en definitiva, más creíble y más cercano a los lectores.

Las otras cabeceras donde el héroe aparecía, unieron sus criterios para ir contando una sola historia, una continuidad que fuese fácil de seguir tanto por los lectores veteranos como por los recien llegados.

En los primeros veinte números del coleccionable conocemos el origen del héroe, así como las características de sus dos mundos (Krypton y la Tierra), y por sus páginas pasan, uno tras otro, todos los héroes de la franquicia deceera.

Veremos el primer encuentro del Hombre de Acero con Batman, con Wonder Woman (atracción sexual incluida), los Metal Men, la Doom Patrol, Star Man y con La Legión de los Superhéroes, intentando dar explicación a este grupo, el cual se supone que fue fundado gracias a los ideales de Superboy, un personaje que en esta nueva continuidad no existió, ya que las condiciones innegociables que instauró Byrne para hacerse cargo del personaje pasaban por que Kal-El fuese el último superviviente de su mundo (nada de kryptonianos yendo y viniendo) y que sus poderes despertaron paulatinamente, no haciendo uso de ellos en pos del prójimo hasta su madurez en Metrópolis.

No hace falta saber nada ni haber leído nada anteriormente publicado sobre el personaje. Todo está en esta primera veintena de números. Aunque ésto no es óbice para que los lectores de siempre encuentren guiños, referencias y comparen situaciones, haciendo de la lectura un ejercicio entretenido.

A la par, conocemos personajes y situaciones de nuevo cuño, en la colección que guioniza Marv Wolfman (Adventures of Superman). Aparece, por ejemplo, por primera vez la nación de Qurac (en clara referencia a Irak), un nuevo grupo terrorista (Intergang) y secundarios interesantes que irán entremezclando sus vidas con la de Clark Kent.

La nueva andadura redefinirá también la relación de Superman con Lois Lane y con Lex Luthor. La primera será menos cruel con Clark que en sus anteriores encarnaciones (ella llegará a sentir algo más que aprecio por Clark, aunque no le perdone que le pise algunos artículos), mientras que el segundo pasará de ser un científico loco con muchos recursos a ser un taimado empresario intocable pero con asuntos oscuros que nadie puede vincular con él (inspirado un poco en la figura del Kingpin de Frank Miller).

Las aventuras de siempre también están, pero contadas de nuevo: El amor con Lori Lemaris, la kriptonita (una sola y verde), el Jimmy Olsen elástico (en la segunda parte del coleccionable), Metallo, Superman Bizarro, Brainiac, la relación con Lana Lang y hasta una efímera Supergirl, que en la segunda etapa dará mucho que hablar.

El ritmo de aventuras es constante y contínuo, y la edición está llevaba a cabo de forma muy eficiente y satisfactoria para el lector, llegando, incluso, a romper y mezclar números americanos para estructurar el tomo formando un sólo hilo conductor y una lectura fácil, que no nos haga ir adelante y atrás en las situaciones.

Incluso podemos leer números editados que son semilla de sagas más recientes del personaje, como es el caso del tomo 18, en el que leemos (además de la resolución en la relación Wonder Woman/Superman) el “Superman #18”, en el cual el personaje viaja al lugar donde orbitó Krypton para tener una visión de lo que hubiese ocurrido si los kriptonianos hubiesen huido a la Tierra para salvarse de la explosión de su planeta, viéndose consecuencias similares a lo sucedido en la última saga publicada en España, “Nuevo Krypton”.

La segunda y última veintena de números comienza con la “Saga de Supergirl”, un argumento algo complicado y estrambótico que conlleva la existencia de un universo de bolsillo creado por el Amor del Tiempo (hay que tener en cuenta que después de las Crisis, tan sólo debía haber quedado un sólo universo) para que la Legión de los Superhéroes pudieran encontrarse con Superboy y no se mezclaran en los asuntos del semidios en el universo principal.

Esta saga marcará un antes y un después en las colecciones de Superman por dos motivos:

  1. La marcha de John Byrne: el autor ha trabajado sin descanso durante varios años en todas las colecciones del Hombre de Acero (construyendo desde la base la nueva continuidad de Superman y redefiniendo a todos y cada uno de los personajes de la serie) y termina su ciclo, aunque otros autores culminarán tramas por él planteadas.
  2. Las consecuencias de una decisión del héroe: Superman ha de determinar que hacer con los tres kriptonianos que han destruido ese universo de bolsillo, y su decisión le afectará de tal manera en su vida pública y privada, que motivará un autoexilio al espacio.

La redefinición del villano llamado Brainiac, la muerte de Lex Luthor o el origen de la Supergirl que guionizó Peter David son algunas de las perlas argumentales que nos aguardan en la segunda parte del coleccionable.

La marcha de Byrne en el aspecto gráfico (salvo en Adventures, donde el dibujante era Jerry Ordway) será la puerta de entrada al personaje para autores de la talla de George Pérez, Arthur Adams o Mike Mignola.

La continuidad sigue asegurada y el ritmo de las aventuras, lejos de decaer, sigue en ascenso, atrapando al lector en una borágine de acción impresionante, alternada con momentos de vivencia del personaje olvidado durante tantos años, el alter ego del héroe. Y es que, en toda la obra, pero más marcadamente en esta segunda parte del coleccionable, Clark Kent no es sólo la máscara tras la que se esconde el héroe, sino que cobra una vitalidad y un interés que nunca tuvo en sus cuarenta años precedentes.

Lois y Clark están llamados a escribir escenas cargadas de sentimientos como la fidelidad, la compasión, el respeto o la amistad, mientras que la vida de los secundarios cada vez es más interesante. Catherine Grant, Perry White o José Delgado son personajes que, de por sí, podrían mantener una serie al más puro estilo televisivo.

En definitiva, una obra completa que redefinió el universo del kriptoniano Kal-El (nombre verdadero de Clark Kent/Superman) y que no debería faltar en ninguna “tebeoteca” (comicteca en acepción anglicana) de los amantes del cómic.

Straczynski deja las colecciones de Superman y Wonder Woman

Posted in ARTÍCULOS, DC: SUPERMAN, DC: WONDER WOMAN with tags on Jueves 11 noviembre 2010 by obivalderobi

Es que lo de este muchacho va de mal en peor.

No le vamos a restar mérito a los grandes trabajos que ha realizado, pero es verdad que le pesa mucho su “deformación profesional”.

Recordemos que Joseph venía del mundo del celuloide, tras realizar una serie televisiva muy interesante pero de éxito relativo. “Babylon 5” fue la antesala para su entrada en el mundo del cómic: directamente a guionizar al muy venido a menos Peter Parker, el cual venía de sufrir como autor completo a John Byrne, que fue quien lo retomó tras la segunda saga del clon.

El caso es que Straczynski realizó un trabajo excepcional en la colección arácnida (haciendo un análisis global), y, según él, fueron ciertas decisiones editoriales las que hicieron que abandonase la serie.

De aquí, y para no perder a un valioso guionista, Quesada le encargó traer de vuelta a Thor, el cual llevaba desaparecido del Universo Marvel desde la saga “Vengadores desunidos”.

Pero lo que en principio era un buen punto de partida, terminó convirtiéndose en un culebrón de retrasos, alargando eternamente una trama que no tenía mucha chicha, más allá de reencontrar a todo el panteón nórdico y el cambio de sexo de Loki.

Es en este momento, cuando Didio lo ficha para otra serie (ya en DC) que iba dando tumbos. Wonder Woman no había tenido mucho éxito de ventas con Greg Rucka y había tenido un nuevo arranque no muy fortuito tras las segundas crisis, en el ya conocido “Un año después”.

Straczynski debutó tanto en Superman y Wonder Woman en junio de 2010 con los números aniversario # 700 y # 600, respectivamente.

Ambas historias atrajeron la atención de medios de comunicación, con “Tierra” una historia de Superman en su recorrido a través de América, y Wonder Woman # 600, con la introducción de un nuevo traje de la superheroína.

Con respecto a Diana, Joseph puso la misma condición que con Thor… libertad ilimitada para llevar al personaje. De aquí que cambie el traje habitual de la amazona por otro “más callejero”, y de un plumazo se deshaga de isla Paraiso y de los orígenes mitológicos de la heroína, para transformarla en una especie de Daredevil deceero. Sin embargo su ritmo de producción en ambas colecciones siguió siendo lento y tedioso.

Y ayer salta la noticia a los medios: J.M. es cesado de ambas series.

La excusa que nos cuentan de manera oficial es que de esta forma se puede centrar más en la secuela de la recientemente publicada novela gráfica Superman: “Tierra Uno”. Pero ésto huele a la antesala del adiós de Straczynski en DC.

Dicen que es un receso que puede durar de 1 a 4 años en la producción guionística del autor, pero todo indica a que sus ideas ya no son lo que eran, y que las ventas no acompañan a sus tramas.

En fin. Que para no hacer más daño, le deseo a J.M. mucha suerte en sus futuras andanzas, sean fílmicas o comiqueras.

(fuente)