Archive for the CRÍTICAS DE CINE Category

Capitán América: El primer vengador (crítica de la película)

Posted in CRÍTICAS DE CINE, MARVEL: CAPITAN AMERICA with tags on Martes 9 agosto 2011 by obivalderobi

Yo era de los escépticos que pensaba que con el largometraje “Iron Man”, Marvel había llegado al techo de calidad en sus producciones. Y tras la “decepción” del film dedicado al dios del Trueno (Thor), mi mente albergaba dudas con respecto a la producción dedicada al Capitán América.

¡¡¡HOMBRE DE POCA FE!!!

No sólo ha superado con creces las expectativas puesta en él, sino que ha pasado a ser la mejor película del género superheróico hasta el momento.

Por supuesto existen licencias argumentísticas que la diferencian del cómic, pero la trama está tan bien hilvanada, que las licencias no hacen sino engrandecer la historia.

Para los que nada saben del personaje, el hecho más importante conseguido por el director es la transmisión del sentido del honor que posee Steve Rogers, y que hace del protagonista de la historia un verdadero héroe. Es elegido para un experimento por su alto nivel de honor, respeto por la vida y valentía, y para nada influye ni merma la elección el que sea enclenque y canijo, ya que desde el primer momento, la personalidad de Steve (fuerte y tímida a la vez) brilla por encima de los fisicamente cualificados para defender el país.

Chris Evans sorprende en su interpretación, al igual que lo hace la inexpresiva Hayley Atwell (Peggy Carter) que sin ser una mujer de pasarela (con el único atractivo físico de los hoyuelos en sus mejillas o su exhuberante busto) encarna fielmente a la luchadora dura y encarnizada que se siente atraida por los altos valores de Steve. Una militar fuera de contexto real, ya que en la Segunda Guerra Mundial, el papel de la mujer en el conflicto se reducía a atender enfermos y ordenar agendas, pero que hace que el film sea del agrado de los que leen las películas desde lo politicamente correcto hoy día.

La encarnación del megalómano Cráneo Rojo es sublime, tanto por la interpretación de Hugo Weaving (reclamo un podium en el olimpo de los frikis para este actor, tras encarnar a Elrond [Señor de los Anillos], V [de Vendetta] y al agente Smith [Matrix]), como por el excelente tratamiento de sus facciones en el terreno de los efectos especiales. Cráneo es majestuoso a la vez que pérfido y malvado. Es el lado oscuro del Capitán, aquello en lo que podría haberse convertido si la elección hubiese recaído en una persona de pocos valores. Johann Smichdt (nombre real del villano) no se conforma con intentar emular a Hitler, su superior, sino que a sus espaldas planea hacerse con el poder del mundo por encima de su líder, creando un reitch propio llamado HYDRA (genial adaptación de la organización terrorista de los cómics).

En cuanto al ritmo de la trama, momentos épicos alternados con momentos románticos y salpicados por gotas de humor finamente destiladas, hacen de “Capitán América: El primer vengador” un film al alcance de todo tipo de público. Valores como la lealtad y la amistad, la responsabilidad y el compromiso, y los tintes dramáticos que tiñen la vida del personaje en los estertores del largometraje dejan al espectador satisfecho y con ganas de más.

Por supuesto, y hablando del Capitán América, no puede faltar la contextualización nacionalista típica de los americanos, en situaciones como el espectáculo al que se ve abocado Steve para recaudar fondos y animar a los jóvenes a alistarse. Una situación divertida en la que se aprecia lo ridículo que puede quedar el colorido uniforme del cómic puesto en escena, aunque da pie a crear toda una mitología en torno al héroe, donde entrarían de lleno los cómics de la época (incluso vemos como se vende el Captain America #1 real, editado en 1941), dando a entender que la línea argumental de los cómics es ficticia, con respecto a lo que va sucediendo en la vida real (el film).

Y es que, a pesar de la idea errónea que muchas personas se hacen de este personaje, en el Capitán América del cómic (al igual que el de la película) no encontramos la historia de un fascista nacionalista que esté todo el día comiendo tarta de manzana y pateando comunistas.

En el Capitán América conocemos la historia de un hombre desplazado de su tiempo. Steve Rogers queda congelado en 1942, cuando las relaciones humanas eran menos complejas y su sociedad yanqui estaba en el apogeo idealístico del sueño americano, y despierta 70 años después (en la película, ya que en el cómic tan solo pasaron 20 años) en lo que, para él, es el mundo de la “Metrópolis” de Fritz Lang, una sociedad tecnológica donde todos las personas que él conocía han muerto, y donde sus valores se ven “pasados de moda”.

Las licencias que diferencian al cómic de la película son varias (SI NO QUIERES SABER MÁS DATOS SOBRE LA PELÍCULA ANTES DE VERLA, ESTE ES EL MOMENTO DE DEJAR DE LEER EL POST):

    1. Peggy Carter como militar de rango: En el cómic original, Peggy es una luchadora del frente partisano francés al que Steve ayuda en su lucha contra el frente nazi. Tener que incluir toda la situación de la participación francesa en la 2ª Guerra alargaría innecesariamente el film, quedando la amada del personaje para elmetraje como una mujer militar de fuerte carácter dentro del proyecto “Supersoldado” (aunque, repito, es un anacronismo adaptado a reflejar una igualdad entre hombres y mujeres inexistente en esa época).
    2. El rescate del hielo: En los cómics originales (Avengers #4 de 1962) el Capitán América es rescatado del hielo gracias a los Vengadores. En la película (y para no adentrarse en futuras producciones) el Capitán es rescatado por un equipo de investigadores que descubren la gigantesca nave hundida en el hielo. Éste es un detalle que podrá escocer a más de un aficionado, pero que no deja de ser más que anecdótico para el devenir de la cinta.
    3. La muerte de Bucky: En el cómic original, Bucky muere al explotar un avión dirigido por el Barón Zemo, explosión de la que se libra Steve antes de caer al mar del Norte y quedar congelado. En la película, la pérdida de Bucky es igual de traumática, aunque en este caso muere al caer hacia la nieve, en una escena incluida en la persecución dentro de un convoy ferroviario que transporta las armas de Cráneo Rojo. En ambas situaciones, la impotencia de no poder salvar a su querido amigo marca al personaje amargamente.
    4. La inclusión de Howard Stark: El padre del futuro Iron Man (Tony Stark) aparece aquí para intentar dar unidad a los distintos largometrajes que conforman la franquicia vengadora. Howard Stark no fabricó el escudo del Capitán en el cómic (al igual que el hombre de arena no fue el asesino del tío Ben en Spider-man), pero es cierto que Stark Enterprises fue iniciada por él y heredada por Tony, y, efectivamente, Howard fabricaba armamento para el ejercito de los Estados Unidos.
    5. El escudo: Muy habilidosa la forma de incluir ambos escudos, el triangular (el cual tan sólo llevó Steve Rogers en DOS números de 1941) y el circular. Y, aunque en el film se comenta que el escudo está hecho de vibranium (sin hacer referencia al origen de dicho metal), en realidad el escudo estaría fabricado con una aleación única de vibranium y adamantium (el metal de las garras de Lobezno).
    6. Identidad pública: En origen, la identidad del Capitán América tan solo era conocida por los militares de alto rango. Cuando Stan Lee rescata al personaje en 1962, mantiene el anónimato, pero en algunas ocasiones, su identidad secreta fue conocida por el público. Aquí se ha optado por la actualidad comiquera en sus dos vertientes (ultimate y marvel, o, lo que es lo mismo, Mark Millar y Ed Brubacker), y es que la identidad del Capitán América es pública, cómo símbolo patriótico que es. Asunto lógico, teniendo en cuenta que en casi todos sus enfrentamientos lucha a cara descubierta.
    7. La personalidad de James “Bucky” Buchanan: En los cómics, Bucky era la mascota de Camp Leigh, campamento en el que está destinado Steve Rogers (que es el mismo de la peli), haciéndose pasar por un soldado atorrante, al más puro estilo Clark Kent, mientras que Bucky es un chaval huérfano acogido allí, siendo además la mascota (el chico de los recados) del fortín, el cual descubre por casualidad la identidad del Capi y, por culpa de ésto, Steve lo convierte en su “sidekick” (compañero juvenil, muy típico de los cómis de los 40 y 50) para preservar el secreto de su identidad. En la película pasa a ser el mejor amigo del enclenque Rogers, militar alistado que respeta a su amigo pero que le aconseja no seguir adelante con su patriotismo intentando alistarse. Posteriormente, el Capitán lo rescatará en su primera misión heróica, para perderlo amargamente al final del film.
    8. Los Comandos Aulladores: Este nombre corresponde a los militares que aparecen en la película como los primeros rescatados por el Capitán. En los cómics, este grupo fue liderado por Nick Fury, el personaje del parche que encarna Samuel L. Jackson en los distintos momentos finales de las películas anteriores de Marvel, y en alguna ocasión se ayudaron mutuamente Capi y comando. Aquí se permiten la licencia de desvincular a Nick del grupo, siendo la figura más sobresaliente del mismo Dum Dum Dugan, el irlandes del sombrero de hongo encarnado por uno de los malos malísimos de la serie “Mujeres Deseperadas”, Neal McDonough (el hombre de color del grupo no es Nick, sino Gabe Jones, agente de S.H.I.E.L.D. en los cómics). Sin embargo, se incluye en este grupo a James Montgomery Faslworth (interpretado por J.J. Feild), el cual nunca perteneció a los comandos aulladores, ya que él era otro enmascarado luchador contra el mal en Inglaterra, el cual toma como nombre de batalla el de su bandera, UNION JACK.
    9. La Valkyria: La gigantesca nave en la que se escenifica la lucha final entre Cráneo y el Capitán es una adaptación del segundo durmiente que creó Kirby (los durmientes eran robots fabricados por Cráneo y que estaban ocultos, esperando atacar a la sociedad americana cuando sus amos hubiesen perecido [???]), introduciendo en el film parte del fantástico mundo dibujado por uno de los creadores del personaje, el genial Jack Kirby. El aspecto exterior de la nave es abrumador para el espectador, a diferencia de la amenaza “infantil” (son cómics de los sesenta) de los durmientes.
    10. El cubo cósmico: En los cómics, este artefacto es una creación de I.M.A. (Ideas Mecánicas Avanzadas, otra organización terrorista), mientras que en la película es un artilugio robado a los mismísimos dioses (¿nórdicos?). Y es que un mecanismo capaz de contener tal cantidad de poder (y convertir en realidad los deseos de su portador en los cómics) es más lógico que sea creación de seres superiores, añadiendo así un hilo de continuidad con Thor y el final de su película.

Quiero hacer mención especial al cameo del admirado y siempre venerado Stan Lee, con un pequeño diálogo chispeante y simpático. ¡¡¡Cuanto ha de agradecer el cine y los lectores de cómics a este ancianete hiperactivo!!!

No quiero terminar este análisis sin recomendar, nuevamente, que nadie se vaya de la sala hasta que terminen todos los créditos, si quieren ver el avance de la próxima producción Marvel, LOS VENGADORES (The Avengers). Están todos los que son, pero no sabemos si son todos los que están (al margen de saber que en la foto faltan Ojo de Halcón y Tony Stark, los cuales están fuera de plano).

Podéis leer otra crítica igual de entusiasta, pero con detalles que a mi se me han pasado en el blog de  mi sobrino http://comicsen8mm.com/2011/08/10/opinion-capitan-america-el-primer-vengador/

Crítica de “Green Lantern”, la película

Posted in CRÍTICAS DE CINE, DC: GREEN LANTERN with tags on Lunes 1 agosto 2011 by obivalderobi

Green Lantern es uno de esos personajes de la compañía DC que ha luchado toda su vida por adaptarse a los tiempos que corren en cada momento.

Alan Scott, el primer Green Lantern

Originalmente, el personaje que participaba de este nombre era ALAN SCOTT, un ingeniero que encuentra una extraña lámpara (La Linterna Verde, la cual posee el poder de la Llama Verde), de la cual forjaría él mismo un anillo de poder que le conferiría diferentes poderes. El único elemento contra el cual el poder del anillo era nulo era con las cosas hechas de madera.

Este primer “Green Lantern” nació en julio de 1940 en la revista “All-American Comics #16” (siendo sus creadores Bill Finger y Martin Nodell), y sus aventuras se publicaron hasta 1951, época de declive del género superheróico en favor de las historias de terror, ciencia ficción y western.

Pero a finales de los cincuenta, el renacimiento de FLASH arrastró a otros personajes con superpoderes. Fue entonces cuando John Broome y Gil Kane deciden aprovechar el nombre del superhéroe, pero cambiando todo lo demás (octubre de 1959). De manera que Green Lantern renace como Hal Jordan, un piloto de aviones de prueba que encuentra a un alienígena moribundo, el cual le da un anillo de poder, y una batería, para que le sustituya en su misión de vigilar el sector del espacio donde se encuentra la Tierra (sector 2814).

A pesar de que varios otros personajes han portado el anillo (Guy Gardner, John Stewart y Kyle Rayner), es Hal quien caló en profundamente en la memoria de los lectores (en parte, gracias al trabajo que realizaron en los setenta Dennis O’Neil y Neil Adams), hasta el punto de que, tras haber muerto a finales de los noventa, Geoff Jones decidiese recuperarlo y resucitarlo, creando la mejor etapa del personaje en toda su historia.

Y es esta etapa la que influye y determina el devenir del film.

La película comienza con una introducción (voz en off inclusive) que situa al espectador en el origen de OA, los Guardianes y los Green Lanterns Corps, para luego mostrarnos la lucha entre ABIN SUR y Parallax, la cual tendrá como resultado la muerte del alienígena y la llegada del anillo a las manos del imprudente, osado y anárquico HAL JORDAN.

Las tramas se van desenvolviendo de forma natural, con un ritmo de acción trepidante alternado con momentos de profundización en las motivaciones de cada personaje (CAROL FENRIS y HECTOR HAMMOND) y con una caracterización magistral de SINESTRO, personaje que brilla con luz propia en el film y al que el director ha logrado  dotar de un aúrea de líder y de respeto muy bien conseguida.

La evolución de cada personaje, así como haber librado a la serie de los ridículos tabúes editoriales que la lastraban y castraban antes de Geoff Jones (esa absurda imposibilidad de luchar contra lo amarillo y lo absurdo de ocultar la identidad de Jordan con el pequeño antifaz) hacen que el film sea un fiel reflejo de uno de los mejores cómics del momento y del siglo XXI.

La personalidad de Jordan es cautivadora, a la vez que emotiva. Se debate entre un mar de inseguridades y temeridades que hacen de él un héroe atípico. La determinación de saber vencer los miedos personales a través del valor y la fuerza de voluntad llevan al espectador a un estado de euforia que se fusionan al final del metraje con  las del protagonista, que llega a la clara convicción de ser un verdadero Green Lantern y merecedor del anillo.

Muy bien conseguida, también, la evolución emocional de Hector Hammond, el cual se deja arrastrar por su frustración hasta las manos de Parallax, para convertirse en el monstruo que todos conocemos del cómic, pero de una forma bastante creíble y sin caer en lo grotesco.

La relación de amor entre Carol y Hal es el tema más previsible de la película, pero aún así, deja perlas tan interesantes como el primer encuentro entre Green Lantern y ella (“¿De verdad crees que ese antifaz me impediría reconocer tus pómulos?”).

Y luego está SINESTRO. Si buena es la interpretación que del personaje hace el actor MARK STRONG (el Lord Blackwood del film “Sherlock Holmes” de 2009), mejor es la adaptación que se ha realizado para el guión de la película. Es majestuoso, con grandes dotes de líder, un orador eficaz y casi una figura religiosa, pero a la vez es prepotente y radical. Todo un logro poder retratar tan bién a un personaje que tanta importancia tiene y tendrá en el universo de los Green Lanterns. Y todo ésto, sin que nos parezca ridículo un tipo de piel rosa con bigote.

Para finalizar mi crítica, comentar el gran acierto de la adaptación de los uniformes, así como la gran caracterización de los personajes alienígenas, ya sea el nombrado Abin Sur, como TOMAR-RE o KILOWOG, así como los paisajes de Oa. Fantástico el departamento de efectos especiales.

Tan sólo un aviso a los que les suele quemar el asiento en las salas de cine: Intenten aguantar la primera oleada de créditos, ya que este film ha heredado la costumbre marveliana de dejar un pequeño avance de tramas futuras “fuera de programa” (como diría mi amigo Marcos Mundstock).

Si queréis leer una crítica menos amable y con más “sangre” que la mía, podéis leerla en el blog de mi sobrino http://comicsen8mm.com/2011/08/09/opinion-green-lantern/#more-17610

X-Men: Primera Generación – Crítica de la película y fotos

Posted in CRÍTICAS DE CINE, MARVEL: X-MEN with tags on Viernes 3 junio 2011 by obivalderobi

Cuando alguien te recomienda fervorosamente que veas una película, normalmente son tantas las expectativas creadas ante el evento que suele dejar sensación pobre.

Hoy me ha ocurrido a mi eso con el estreno de “X-Men: Primera Generación”… pero al revés.

Estaba tan convencido que era una producción que no me iba a gustar (por lo que comenté aquí y aquí), que el resultado ha sido llevarme una sensación agradable de la sala.

Ojo. El film tiene sus deficiencias para toda aquella persona familiarizada con la franquicia mutante del cómic, pero la calificación global alcanza el aprobado.

Ni que decir tiene que toda la película tiene obligadas referencias a las producciones filmográficas anteriores, de manera que los guiños no son sólo hacia el público comiquero sino hacia el público reciente, consumidor de pantalla grande.

COMIENZA LA CRÍTICA, CON EL DESGLOSE DEL ARGUMENTO. NI QUE DECIR TIENE QUE TODO ES UN SPOILER. Pero si quieres saber más, sigue leyendo… Sigue leyendo

Thor: Crítica de la película

Posted in CRÍTICAS DE CINE, MARVEL: THOR with tags on Lunes 2 mayo 2011 by obivalderobi

Bueno, pues ya está en las pantallas españolas la esperadísima producción de Marvel sobre el dios del Trueno.

¿Ha valido la pena la espera?

¿Ha respondido el film a las expectativas levantadas?

¿Es una película recomendable?

Son preguntas que igual queréis ver respondidas en el artículo. Pero no tengo más remedio que bifurcar las respuestas en dos direcciones opuestas, la perspectiva del cinéfilo y la del lector de cómics.

En cuanto a entretenimiento, la película cumple sus funciones perfectamente, en tanto en cuanto la historia tiene todos los ingredientes que se necesitan para entender y empatizar con los personajes, abundando en detalles sobre los orígenes de la mitología nórdica.

Además, la presentación de secundarios es escalonada y muy bien estructurada. Soberbia la interpretación de Anthony Hopkins como el todopoderoso Odín, padre de todos los dioses. Muy conseguida la tensión sexual de los protagonistas principales (Chris Emsworth y Natalie Portman) y además puedes disfrutar de momentos de acción desenfrenada, luchas tipo “El Señor de los Anillos”, escenas de humor con diálogos chispeantes (genial la referencia al apellido Coulson del agente de S.H.I.E.L.D. o los “atropellos” al protagonista) y el desenlace final en el que el héroe cumple a la perfección su papel, renaciendo de las cenizas de su propia derrota más fuerte y noble.

Los efectos especiales y los escenarios están muy bien tratados, regalándonos planos asombrosos de la ciudad de los dioses, en contra posición de las escenas mundanas del desierto de Nuevo México.

En resumen, muy buena película para echar dos horitas entretenidas, acercándote a uno de los personajes mitológicos de las creencias nórdicas convertido de superhéroe por la gracia de Marvel.

Pero mi lado “marvelita” sale ahora a relucir, construyendo un análisis un poco distinto al que has leído. Sigue leyendo

Megamind: crítica de la película

Posted in CINE y TELEVISION, CRÍTICAS DE CINE with tags on Viernes 3 diciembre 2010 by obivalderobi

Es imposible hablar de esta nueva producción de Dreamworks sin acordarnos de la competencia y de sus “Increíbles”.

No es que la trama recuerde para nada al film de Disney-Pixar, ni los personajes, ni su tratamiento. Pero si “Los Increíbles” nos recordaban (y de qué manera) a Los Cuatro Fantásticos, “Megamind” es un refrito de los elementos primordiales de Superman.

El primer paralelismo que se me presenta, en cuanto empieza el film, es la dicotomía Marvel/Disney en contraposición de Dreamworks/DC. Pero mientras en la primera teníamos meras sombras que nos recordaban a la Primera Familia, en la segunda esa sombra se convierte en un espejo convexo, que refleja descaradamente los elementos pero distorsionados.

Ya sé que la primera intención del film es entretener, pero para tebeófilos como nosotros es imposible no ir “cazando” los detalles.

El inicio de la película ya lo vimos en los trailers. Es el origen de Superman en clave de  comedia, aunque conlleva una salvedad importante, que hace que los 90 minutos de celuloide se conviertan en un ejercicio entretenido, y es la duplicidad del hecho en sí. No es un bebé que abandona Krypton en una nave, son dos bebés de mundos vecinos, cada uno en su nave, que pugnan por llegar a la Tierra, y mientras a uno de ellos todo le viene rodado, al otro todo le sale al revés.

“Más vale caer en gracia que ser gracioso” bien podía ser el lema o la moraleja de la historia. El bebé que aterriza primero lo hace en una mansión, su nave es más chula, más grande, y tiene todo el encanto físico de la mezcla entre Elvis (no os perdáis su actuación en la inauguración de su museo) y Alec Baldwin. Entretanto, al otro bebé, cabezón y azul, el destino le hace aterrizar en una prisión, y los presos le enseñan que en la vida hay que ser malvado.

Los paralelimos con la serie de DC son contínuos:

  • Metroman (Superman con aliteración M M)
  • Metrocity (Metrópolis)
  • La periodista que entrevista y le hace ojitos a Metroman, morena de pelo corto, se llama ROXANNE RITCHI (aliteración R-R similar a la de LOIS LANE)
  • El compañero cámara de la periodista, friki y pelirrojo, que posteriormente durante el film adquirirá poderes y se llama Hal (simil absoluto de Jimmie Olsen)
  • El cobre como elemento sustituto de la kriptonita.
  • Inclusive una parodia muy divertida de MARLON BRANDO (recordemos que fue Jor-El en las películas de Richard Donner) cuando MegaMind (otra aliteración) se hace pasar por padre de Titán (otro de los personajes), con un aspecto físico al de Jor-El de Donner, pero hablando como Vito Corleone (El Padrino).

Sin embargo, el desarrollo posterior de la película orada terrenos baldíos en los cómics. Y es que en el primer cuarto de hora, el villano vence al héroe y consigue lo que quiere: dominar la ciudad.

Y éste es el punto de partida verdaderamente distinto, fresco y original. Aunque en clave cómica, es curioso reconocer un mensaje implícito en la trama: “El dinero (o el poder) no da la felicidad”. Mensaje muy importante a tener en cuenta, si el público que asiste a la película es infantil. No es una moralina, ni una manipulación para mentes débiles. Realmente llegas a comprender varios valores:

  • La comprensión llana de que las posesiones materiales no dan la felicidad.
  • La importancia de la sinceridad en las relaciones humanas.
  • El valor de la amistad.
  • La superficialidad del estilo de vida consumista (reflejado en la infantil reacción de Titán a sus poderes).

El desarrollo de efectos especiales (salvo que veas la versión 3D) no nos regala nada nuevo. Espectacularidad en las escenas de lucha y derribo de rascacielos, tratamiento fantástico del pelo y ropas de los personajes y poco más. Por desgracia, aunque sea espectacular, ya nos hemos acostumbrado a ello.

Pero el constante cambio de ritmo de la trama hace que no bajes la guardia, sorprendiendo a cada momento con un nuevo giro de los acontecimientos (aunque algunos de ellos sean un pelín predecibles).

La banda sonora (para rockeros como yo) es una delicia, con temas de AC/DC (cuanto le habrá de agradecer este grupo a Iron Man), Elvis Presley, Guns’ n’ Roses, Electric Light Orchestra, Michael Jackson y Minnie Riperton (toque muy divertido). Ayuda mucho a no perder el ritmo de emoción durante el metraje (sensación similar a la que vivimos con Shrek, curiosamente producción de Dreamworks también).

En resumen, buena película para disfrutar, reirte, gozar de buena música y olvidarte de los problemas durante hora y media. Aunque echo de menos algún detalle más para amantes del cómic.

Solo una última cosa ¿soy el único que le encuentra parecido a Megamind con Joseph Fiennes (FlashForward)?

KICK-ASS, Listo para machacar: Crítica de la película

Posted in CRÍTICAS DE CINE, VARIAS: KICK-ASS with tags on Sábado 5 junio 2010 by obivalderobi

“Lo que empezó con buenas pretensiones, ha quedado en una pelicula más que previsible.”

Con esta frase, muchos podrían resumir esta nueva producción de MARV que viene a retratar la obra casi homónima producida para la Marvel (de forma independiente) por Mark Millar y John Romita Jr.

KICK-ASS ha sido el cómic revelación de este año (si bien, la miniserie de ocho números publicó el primero en 2009), y, aunque muchos no estén de acuerdo conmigo, no creo que su éxito responda a la violencia visceral del mismo, sino al tratamiento de cada uno de los personajes y sus interacciones.

Cómic realista, en la línea de “Watchmen”, que intenta acercar el mundo superheróico a la cotidianeidad de nuestras vidas.

El hecho es que éste es el quiz de la cuestión…

Mark Millar se preguntó: “¿Qué pasaría en nuestro mundo real, si un día alguien decidiese ponerse un disfraz y luchar contra el crimen  la injusticia?” Sigue leyendo

IRON MAN 2. Crítica de la pelicula

Posted in CRÍTICAS DE CINE, MARVEL: IRON MAN with tags on Viernes 30 abril 2010 by obivalderobi

Acabo de llegar de la primera sesión de la esperada secuela de nuestro vengador dorado, y la primera apreciación que quiero exponer es un consejo: Para poder disfrutar del film debeis de trabajar un aspecto importante antes de entrar en la sala, y es el de dejar las expectativas fuera y disfrutar del metraje sin establecer comparaciones con su precedente.

¿Por qué os digo esto? Porque las críticas profesionales que ya están en la red, la tildan de “mala segunda parte”. Y esto es un serio peligro para poder apreciar el film en toda su extensión. “Iron Man” ha sido (hasta la fecha) la mejor producción de Marvel, y, como tal, encandiló a todo el público.

Para los que leemos cómics y estamos habituados a los personajes, fue una gran alegría ver lo bien que estaban tratados los personajes y tramas. Para los que no sabían nada de Tony Stark, fue un largometraje ameno, entretenido, con una temática fresca e innovadora, con dosis de humor y relaciones personales, además de disfrutar de una buena gama de efectos especiales.

Esta secuela (como buena secuela) bebe de la primera entrega. Ya conoces a los personajes, ahora vamos a adentrarnos en sus vidas y problemas.

Si esperas dos horas de armaduras dándose de piños, vete a ver “Transformers”. Esta es la secuela de la vida tortuosa y no siempre feliz de Anthony Stark, el cual, para salvar su vida, creo la armadura… NO ES LA PELÍCULA DE LA ARMADURA. En este sentido, el film logra hacer que te metas en el pellejo de un millonario y persona pública que, como todos los personajes públicos, tiene una vida en la que sufren y tienen carencias.

¿Que veréis en “IRON MAN 2”? Pasad al interior del post y enteráos. Eso sí, y para quien no quiera descubrir tramas o sorpresas del film, aviso

SPOILERS a continuación…

Sigue leyendo