Archivo para CINE y T.V.

Cine versus cómics

Posted in ARTÍCULOS, CRÍTICAS DE CINE with tags , on Martes 30 octubre 2012 by obivalderobi

Los consumidores de la industria del cómic, en cualquiera de sus vertientes, somos el sector de público cinéfilo más crítico con las producciones filmográficas que se basan en obras escritas y dibujadas.

Es por ello que nos echamos las manos a la cabeza cada vez que vamos al cine y vemos “novedades” introducidas en los guiones que modifican aspectos (bien sobre el carácter del personaje, bien sobre sus poderes o su aspecto estético) que se nos antojan fundamentales en nuestros héroes casi octogenarios.

Somos muchos los que nos preguntamos el por qué estos cambios en el film tienen que reflejarse “necesariamente” en los cómics. Por poner un ejemplo, ahora se ha modificado el traje de Hawkeye (Ojo de Halcón para los españolitos) y se ha introducido un Nick Furia afroamericano (bueno, sobre lo de Nick Furia, los culpables fueron Mark Millar y Brian Hitch por caracterizarlo como Samuel L. Jackson en “Ultimates”), al igual que, en su día, se cambiaron los lanzarredes mecánicos por orgánicos en Spider-man y otras lindezas por el estilo (no voy a entrar en como ha influido la serie “Smalville” en todo el relanzamiento del Último Hijo de Krypton).

¿Por qué estas “licencias”, justificadas y entremetidas como “adaptaciones a los nuevos tiempos”, han de trasladarse a los cómics? Si, como muchos mantienen, el producto cinematográfico va destinado a un público distinto al usuario de lecturas comiqueras ¿Por qué se tiene que perjudicar al lector de toda la vida, ese que mantiene la industria religiosamente con sus euros/dólares mes a mes, con innovaciones que tan sólo deberían de tener cabida en las salas de proyección?

¿Es tan rematadamente difícil mantener dos tendencias tan (por lo visto) distintas por caminos divergentes?

Para los lectores ya es suficientemente sangrante ver en el cine como El Hombre Absorbente se transforma, no en líquido o metal, sino en BRIAN BANNER, padre de nuestro adorado Hulk, o cómo Galactus queda convertido en una nube gigantesca, que más se asemeja al Huracán Mitch que al ser Celestial que conocemos. Todo ésto sería incluso perdonable (y hasta asimilable) si luego no tuviéramos que tragarnos estas incongruencias introducidas en nuestros cómics (ojo, los dos últimos ejemplos no han llegado a plasmarse en papel, gracias a Stan L… digoo, gracias a Dios).

Los máximos dirigentes de la industria del cómic (responsables últimos de que ésto suceda) piensan que trasladando estas “innovaciones” desde la gran pantalla al cómic, podrán atraer y convertir en nuevos lectores a todo aquel que haya pasado por taquilla, con la sana intención de que encuentren en el cómic lo que en la pantalla vieron, y así incrementar las ventas.

E R R O R

Los millones de personas que van a ver la película NO COMPRAN DESPUÉS LOS CÓMICS, y la prueba está en que los niveles de ventas NO SUBEN; de hecho, en el mes de septiembre de 2012 ninguna colección superó los 175.000 ejemplares en USA, cifras de ventas similares a las de hace 15 años.

Por poner un ejemplo: La película “Iron Man” se estrenó en mayo de 2008 y en ese mes  las unidades vendidas de la serie regular del personaje de Marvel eran de 36.405 (35.747 el mes anterior), siendo la evolución en los meses posteriores la siguiente – Junio = 35.371 / Julio = 35.345 / Agosto = 34.238. De hecho, se aprovechó el estreno del film (película estupenda a todas luces) para lanzar una nueva cabecera, “Invincible Iron Man #1”, que en ese mes vendió 105.833 ejemplares, pero que al mes siguiente bajó a 68.995, continuando el descenso a 63.030 en Julio y a 58.124 en Agosto.

Entonces ¿Por qué ese afán en molestar a los que mantienen la industria? ¿No es de suponer que los clientes contentos mantendran su fidelidad a las series que suele comprar? y ¿No es también lógico pensar que si los lectores de toda la vida no ven positivamente los cambios, dejarán de comprarlas? ¿O es que el balance entre el número de nuevos lectores captados a través del cine y los lectores que se marchan cansados de tanta innovación es de crecimiento cero (mismo número de bajas que de altas), y a la directiva le resulta interesante?

A mí, como lector sufrido, cada vez me cuesta más comprar las colecciones que antes llevaba (concretamente, he reducido mi consumo de material DC al Batman de Snyder y Capullo, por ejemplo), y cada vez tengo más temor a estrenos en el cine, cuando tendría que ser al revés, que los estrenos en cine me ilusionaran y me llevaran a probar/aficionarme/continuar con los cómics del personaje.

No obstante, y por aportar algún grano de arena positivo a la reflexión, es cierto que ciertos elementos novedosos en las series producidas para la pequeña pantalla, luego han tenido una buena aceptación al ser introducidos en el cómic. Tal es el caso de personajes como HARLEY QUINN (la psiquiatra psicópata enamorada del Joker), nacida en la serie “Batman: The Animated Series” (1993) y que apareció por la continuidad del Señor de la Noche algunos años después, o la mismísima Laura Kinney, alias X-23, la cual fue creada para la serie de animación “X-Men: Evolution” (2003) y que posteriormente halló su hueco en el Universo Marvel tradicional (no nombraré a H.E.R.B.I.E., simpático robot sustituto de la Antorcha Humana en “Fantastic Four Animated Series” 1978, ni a Firestar, creada para la serie “Super Friends” (1973) e introducida luego en los cómics, siendo su principal filiación los New Warriors).

Sé positivamente que mi reflexión no llegará a las altas esferas de las dos grandes editoriales, pero, aun así, lanzo este grito al ciberespacio por si acaso es útil para aportar a Marvel y DC un punto de vista que igual no  hayan tenido en cuenta, o no se hayan parado a ponderar.

Trailer de IRON MAN 3

Posted in MARVEL: IRON MAN with tags on Sábado 27 octubre 2012 by obivalderobi

Brutal el trailer de la nueva entrega cinematográfica de La Marvel, en la que podemos ver indicios de La Guerra de las Armaduras (por un lado) y por otro tramas bastantes recientes, como las que estamos leyendo actualmente en España en la edición Panini del héroe. Puedes ver a Acero de Detroit y al Mandarín con sus diez anillos de poder ¿Quieres más? Aquí tienes el trailer:

The Amazing Spider-man: Crítica de la película

Posted in CRÍTICAS DE CINE, MARVEL: SPIDER-MAN with tags on Viernes 6 julio 2012 by obivalderobi

Pocas ganas (por no decir ninguna) tenía de ver está nueva producción, porque me fastidian mucho los remakes tan seguidos de una franquicia, sobre todo si es una franquicia a la que tanto cariño le tengo como la que compone la saga de los Parker.

Además, lo poco que me iba llegando previamente no avivaba mi interés: El traje de amianto mejorado, a mitad de camino entre “Spider-man Raimi” y “Spider-man Ben Reilly”; los lanzadores de redes en forma de reloj Casio sumergible; la adaptación a nuestros tiempos del aspecto de Peter (más propio del universo Ultimate que del “empollón Parker”).

Miedo tenía incluso de la aparición de Gwen Stacy (lo único bueno del Spider-man 3), ya que me estaba temiendo que la saga a contar iba a ser una remezcla entre situaciones de la era Ditko, aderezadas con tintes del ya nombrado universo Ultimate y con ciertas dosis de las entregas cinematográficas anteriores.

Pero la realidad ha sido mucho peor… Sigue leyendo

The Avengers’ clips… Black Widow in action and the Helicarrier

Posted in MARVEL: VENGADORES (Avengers), MARVEL: VIUDA NEGRA (Black Widow) with tags on Viernes 6 abril 2012 by obivalderobi

Sin palabras me he quedado al ver este clip de tv con La Viuda Negra (Scarlett Johansson) en acción.

Y aquí podemos ver el Helipuerto de S.H.I.E.L.D.

Ghost Rider, el espíritu de la venganza: Crítica de la película

Posted in CRÍTICAS DE CINE, MARVEL: MOTORISTA FANTASMA (Ghost Rider) with tags on Viernes 24 febrero 2012 by obivalderobi

Acabo de llegar de ver el primer pase que he encontrado en salas de la nueva película del Motorista Fantasma, y he tenido la gran experiencia de estar SÓLO en una megasala para verla (casi como un estreno para mi sólo), y creo que ha sido la única sensación nueva que he tenido durante hora y media larga.

Es patente que el personaje no tiene el peso ni la trayectoria de los últimos estrenos de Marvel, como Iron Man, Thor o el Capitán América. Ni tan siquiera es una de las invenciones de Stan Lee (sus creadores fueron Mike Friedrich a los guiones y Mike Ploog al diseño gráfico), aunque los tribunales hayan negado la autoría a Friedrich y a prohibirle vinculación alguna con el personaje (la increíble noticia AQUÍ).

Por este hecho, la pelicula adolece de un detalle que nos inflama los corazones a los marvelitas en cada estreno superheróico, el cameo de papá Lee. Pero no es la única ausencia.

Desde el inicio del film, y co-protagonizando el mismo, está el personaje de un niño llamado DANNY. Y si sumamos la segunda parte del título con el nombre de pila del niño, muchos fans podrán pensar en la segunda encarnación de la entidad Zarathos en los cómics. De hecho, hasta se llegan a ver algunas escenas de una mano flamígera de color azul (y no roja, como es la habitual de la encarnación semidemoníaca de Johnny Blaze).

Pero no. El film vuelve a ser una película de Nicholas Cage (un tanto fondón a estas alturas de su madurez), al que le han hecho el regalo de su vida, al encarnar a uno de los héroes de la Casa de las Ideas, con dos peliculas en su haber (ha tenido mejor suerte que Affleck con Daredevil o Hulk, con sus tres intérpretes: Eric Bana, Edward Norton y Mark Ruffalo en The Avengers).

Y como no quiero ser excesivamente negativo, voy a ensalzar ciertas virtudes del metraje.

  1. BLACKOUT. El villano está fielmente reproducido (aunque el origen fílmico difiera del origen en el cómic) y muestra una crueldad acorde con su naturaleza. No obstante, en todo momento es nombrado por su apellido, CARRIGAN, cosa que no sé si agradecer, ya que podría deslucir mucho un villano traducido como APAGÓN.
  2. JOHNNY BLAZE. Al margen de que es imposible no pensar en el motorista como Nicholas, en este film se ha trabajado muy bien la dicotomía demonio-hombre, siendo las transformaciones verdaderamente espectaculares, y no sólo por el apartado de efectos especiales. Cage nos muestra realmente a un ser atormentado por el hecho de estar poseído por un ente que ni quiere ni controla, y cada vez que Zarathos quiere salir a cumplir su misión vemos la agonía que supone para el protagonista la transformación. Buen punto.
  3. MARVEL KNIGHTS. Aunque he echado de menos la habitual cabecera de viñetas pasando del resto de películas Marvel, si me ha gustado el inicio con el logo de la línea en la que fue ubicado el Motorista en los noventa (caballeros Marvel), apartado editorial en el que estaban englobadas las colecciones de personajes tan dispares como Daredevil o Punisher.
  4. PEQUEÑOS DETALLES. La dos letras iniciales de la matrícula en la primera motocicleta que aparece son NC (¿¿Nicholas Cage??), aunque no es la moto del prota, y los 4×4 que inician la persecución de Nadya y Danny llevan matrículas MK (¿¿Marvel Knights??).
  5. CHRISTOPHER LAMBERT. El inmortal se convierte en METHODIUS, el líder de los monjes que han de impedir que se cumpla la profecía. Impacta la imagen de su rostro tatuado con letras de dios sabe qué textos… Y por supuesto, termina usando una espada ¿A alguien le coge de sorpresa?

El resto del film es entretenido, con buenos efectos flamígeros y una banda sonora para olvidar. Y muy mona la protagonista femenina (italiana toda ella y con un nombre dado a los chistes fáciles, VIOLANTE PLÁCIDO), aunque su papel no difiere mucho del de mujer florero que ejerció EVA MENDES en la primera entrega. Bellezas latinas para distraer la atención de las carencias de la película.

Diagnóstico: Entretenida, sin pretensiones y no excesivamente recomendables para marvelitas.

Las aventuras de Tintín: El Secreto del Unicornio. Crítica de la película.

Posted in CRÍTICAS DE CINE, VARIAS: TINTIN with tags on Lunes 31 octubre 2011 by obivalderobi

Llevar a la pantalla con acierto un personaje de cómic siempre es complicado. Si la aproximación es fidedigna a la obra impresa, corre el riesgo de defraudar a los miles (o millones) de seguidores que hayan leído esas aventuras y hayan puesto voz a los personajes y hayan imaginado el movimiento real de las escenas estáticas de cada viñeta.

Si, por el contrario, se intenta innovar y/o actualizar al personaje a los tiempos que corren y a la demanda del público que se acercará al mismo a través de las pantallas, es posible que se pierda de vista los rasgos principales y característicos que hicieron del personaje un icono internacional.

Pero hay una tercera opción… Llamarte Steven Spielberg.

Decir que el film es fantástico es quedarse cortos.

Para los neófitos y ajenos a la Tintinología, la película encierra varios atractivos. En primer lugar, una acción absolutamente trepidante desde los primeros minutos de metraje. Un simple detalle como es la compra de la maqueta de un barco (por parte del personaje) en un mercadillo, va desembocando en una historia-río que va complicándose por momentos, y hacen que la trama se termine desarrollando por mar, por aire y por tierra (incluyendo una travesía por el desierto), introduciendo además (de forma dosificada, pero completa) una historia paralela ambientada en el siglo XVII (con piratas, abordajes y toda la acción de una buena película de Errol Flynn), pero que en definitiva termina por confluir en consecuencias directas para los personajes de la película y para el desenlace de la misma.

Además de saciar la necesidad de los espectadores que buscan acción, el film tiene escenas de humor muy divertidas a cargo de Milú (el perrito Fox Terrier de Tintín), los policias Hernández y Fernández o el propio Capitán Haddock.

Pero, sobre todo, es sencillamente espectacular el tratamiento digital de los personajes y de los escenarios. Al ser una película digitalizada sobre interpretaciones de actores reales, toda ella desprende un halo de realismo absolutamente convincente, pero, a la vez, permite caracterizaciones tremendamente fieles de los rasgos que Hergé confirió a sus creaciones, detalle apreciable en las narices de la Castafiore, Haddock o Allan Thompson.

Para los conocedores de las aventuras ilustradas de Tintín, el film no deja de ser un curioso ejercicio de trivial visual. Spielberg juega con toda la mitología de los álbumes, dejando continuamente referencias a las distintas aventuras del personaje.

Ya, desde la cabecera de los créditos, vemos distintas imágenes tales como una esfera brillante (referencia a “Las siete bolas de cristal”), la esfinge del cosmonauta (“El templo del sol” o “Vuelo 714 para Sidney”) o la portada de “El Secreto del Unicornio”.

Luego comienza la película, y lo primero que vemos (para todos aquellos que no sepan reconocerlo) es al propio HERGÉ (creador de Tintín) haciendo una caricatura del personaje digital, para luego ver su exposición de trabajos callejeros, donde reconocemos al general Alcazar o a los hermanos Pájaro, entre otros.

Otro detalle que quizás muchos desconozcan es que el periódico que sujeta el señor que es asesinado en la puerta de Tintín, no es otro que “Le petit vingtième”, el sumplemento dominical en el cual se comenzaron a publicar las aventuras del reportero en 1929.

Y aunque la historia mezcla detalles argumentales de tres álbumes (“El cangrejo de las pinzas de oro”, “El secreto del Unicornio” y “El tesoro de Rackham el Rojo”), el resultado es distinto a lo visto en las historias ilustradas por Hergé. Y, a pesar de que esto pudiera parecer un detalle negativo, hace que la película gane puntos de cara a los espectadores/lectores, ya que está llevado con muy buen ritmo, respetando en todo momento el espíritu de cada personaje e, incluso, manipulando la historia para crear una trama distinta a la vez que respetuosa con los cómics.

La película no sólo es recomendable, sino que creo que más de un espectador volverá a visualizarla, para disfrutar de muchos de los detalles que inundan sus escenas, y que no te da tiempo a asimilar.

Además es de esos pocos filmes que se pueden disfrutar en familia, sin que los mayores se aburran en una película infantil, y sin que los niños se pierdan en detalles que sólo pueden apreciar los mayores. Es un equilibrio perfecto para el disfrute de todas las edades.

¡¡¡VAYAN A VERLA, MIL MILLONES DE MIL NAUFRAGIOS!!! No se arrepentiran.

Superhéroes Simpsons

Posted in AUTORES: MONOGRÁFICOS, CINE y TELEVISION with tags , on Jueves 20 octubre 2011 by obivalderobi

Navegando por la red, me he encontrado con el blog SPRINGFIELD PUNX (http://springfieldpunx.blogspot.com) , en el cual DEAN T. FRASER (un enamorado de la famosa serie THE SIMPSONS) se ha dedicado a realizar personajes famosos con la estética que ha hecho famoso a Matt Groening.

Protagonistas de distintas series ( “The Big Bang Theory”, “Smallville” o “Doctor Who”), personajes icónicos de siempre y famosos del deporte, se ven retratados por este simpático autor para deleite de los muchos fans de este tipo de caricaturas.  De entre todos estos dibujos, me gustaría traer a colación un fantástico wallpaper realizado con multitud de personajes del mundo del cómic (el cual quiero que veáis), para que os sirva como ejercicio de reconocimiento a su obra y como entretenimiento, intentando reconocer a cada uno de los personajes (algo así como aquello de “¿Dónde está Wally?”).

Dean, además, es un buen friki (y no sólo de serie de t.v.) sino que también trata de captar las últimas noticias en cuanto a personajes de cómics se refiere. Entre sus últimas entradas podemos ver el nuevo uniforme de Superman (el dibujado en sus nuevas series, en el reboot de DC), los dos trajes del Capitán América (el tradicional y el de James B. Burnes).

Que disfruteis de su trabajo. Merece la pena.

Trailer de Los Vengadores en español… con Hulk

Posted in MARVEL: VENGADORES (Avengers) with tags on Miércoles 12 octubre 2011 by obivalderobi

El origen del Planeta de los Simios

Posted in ARTÍCULOS, CINE y TELEVISION, CRÍTICAS DE CINE with tags , on Domingo 21 agosto 2011 by obivalderobi

¿¿¿CÓMOOOO???

¿¿¿UN CÓMIC DEL PLANETA DE LOS SIMIOS???

Pues sí. En agosto de 1974, y a remolque del éxito taquillero que supusieron las cinco entregas cinematográficas de “EL PLANETA DE LOS SIMIOS”, Marvel se hizo con los derechos para publicar un serial en forma de cómic.

Dicha colección regular tuvo una duración de casi tres años (agosto de 1974 a febrero de 1977) y 29 números. Cada uno de ellos nos ofrecía dos historias: La primera solía estar contextuada en los días posteriores a los hechos sucedidos en la quinta película, mientras que la segunda historia era la serialización de las películas.

Aunque la colección surge de una idea de Gerry Conway, los guiones estuvieron a cargo de DOUG MOENCH en su totalidad, mientras que el apartado gráfico fue asistido por dibujantes de la talla de Alfredo Alcalá, Tom Sutton, Michael Ploog y algunos más, con un nivel de grafismo y un entintado que le confería un halo especial, parecido al que pudimos apreciar en “Rampaging Hulk”.

En España pudimos ver publicadas estas historias gracias a Ediciones Vértice, en su colección “Mundi Comics”, reuniendo, por un lado, las segundas historias de cada episodio que conformaban las cinco películas en los tomos iniciales, para luego continuar con las primeras historias nuevas, creando un hilo de continuidad narrativa que fue todo un hito de iniciativa en aquellos años).

Ahora se acaba de estrenar en los cines “EL ORIGEN DEL PLANETA DE LOS SIMIOS”, pero ¿Cual es realmente dicho origen? Sigue leyendo

Capitán América: El primer vengador (crítica de la película)

Posted in CRÍTICAS DE CINE, MARVEL: CAPITAN AMERICA with tags on Martes 9 agosto 2011 by obivalderobi

Yo era de los escépticos que pensaba que con el largometraje “Iron Man”, Marvel había llegado al techo de calidad en sus producciones. Y tras la “decepción” del film dedicado al dios del Trueno (Thor), mi mente albergaba dudas con respecto a la producción dedicada al Capitán América.

¡¡¡HOMBRE DE POCA FE!!!

No sólo ha superado con creces las expectativas puesta en él, sino que ha pasado a ser la mejor película del género superheróico hasta el momento.

Por supuesto existen licencias argumentísticas que la diferencian del cómic, pero la trama está tan bien hilvanada, que las licencias no hacen sino engrandecer la historia.

Para los que nada saben del personaje, el hecho más importante conseguido por el director es la transmisión del sentido del honor que posee Steve Rogers, y que hace del protagonista de la historia un verdadero héroe. Es elegido para un experimento por su alto nivel de honor, respeto por la vida y valentía, y para nada influye ni merma la elección el que sea enclenque y canijo, ya que desde el primer momento, la personalidad de Steve (fuerte y tímida a la vez) brilla por encima de los fisicamente cualificados para defender el país.

Chris Evans sorprende en su interpretación, al igual que lo hace la inexpresiva Hayley Atwell (Peggy Carter) que sin ser una mujer de pasarela (con el único atractivo físico de los hoyuelos en sus mejillas o su exhuberante busto) encarna fielmente a la luchadora dura y encarnizada que se siente atraida por los altos valores de Steve. Una militar fuera de contexto real, ya que en la Segunda Guerra Mundial, el papel de la mujer en el conflicto se reducía a atender enfermos y ordenar agendas, pero que hace que el film sea del agrado de los que leen las películas desde lo politicamente correcto hoy día.

La encarnación del megalómano Cráneo Rojo es sublime, tanto por la interpretación de Hugo Weaving (reclamo un podium en el olimpo de los frikis para este actor, tras encarnar a Elrond [Señor de los Anillos], V [de Vendetta] y al agente Smith [Matrix]), como por el excelente tratamiento de sus facciones en el terreno de los efectos especiales. Cráneo es majestuoso a la vez que pérfido y malvado. Es el lado oscuro del Capitán, aquello en lo que podría haberse convertido si la elección hubiese recaído en una persona de pocos valores. Johann Smichdt (nombre real del villano) no se conforma con intentar emular a Hitler, su superior, sino que a sus espaldas planea hacerse con el poder del mundo por encima de su líder, creando un reitch propio llamado HYDRA (genial adaptación de la organización terrorista de los cómics).

En cuanto al ritmo de la trama, momentos épicos alternados con momentos románticos y salpicados por gotas de humor finamente destiladas, hacen de “Capitán América: El primer vengador” un film al alcance de todo tipo de público. Valores como la lealtad y la amistad, la responsabilidad y el compromiso, y los tintes dramáticos que tiñen la vida del personaje en los estertores del largometraje dejan al espectador satisfecho y con ganas de más.

Por supuesto, y hablando del Capitán América, no puede faltar la contextualización nacionalista típica de los americanos, en situaciones como el espectáculo al que se ve abocado Steve para recaudar fondos y animar a los jóvenes a alistarse. Una situación divertida en la que se aprecia lo ridículo que puede quedar el colorido uniforme del cómic puesto en escena, aunque da pie a crear toda una mitología en torno al héroe, donde entrarían de lleno los cómics de la época (incluso vemos como se vende el Captain America #1 real, editado en 1941), dando a entender que la línea argumental de los cómics es ficticia, con respecto a lo que va sucediendo en la vida real (el film).

Y es que, a pesar de la idea errónea que muchas personas se hacen de este personaje, en el Capitán América del cómic (al igual que el de la película) no encontramos la historia de un fascista nacionalista que esté todo el día comiendo tarta de manzana y pateando comunistas.

En el Capitán América conocemos la historia de un hombre desplazado de su tiempo. Steve Rogers queda congelado en 1942, cuando las relaciones humanas eran menos complejas y su sociedad yanqui estaba en el apogeo idealístico del sueño americano, y despierta 70 años después (en la película, ya que en el cómic tan solo pasaron 20 años) en lo que, para él, es el mundo de la “Metrópolis” de Fritz Lang, una sociedad tecnológica donde todos las personas que él conocía han muerto, y donde sus valores se ven “pasados de moda”.

Las licencias que diferencian al cómic de la película son varias (SI NO QUIERES SABER MÁS DATOS SOBRE LA PELÍCULA ANTES DE VERLA, ESTE ES EL MOMENTO DE DEJAR DE LEER EL POST):

    1. Peggy Carter como militar de rango: En el cómic original, Peggy es una luchadora del frente partisano francés al que Steve ayuda en su lucha contra el frente nazi. Tener que incluir toda la situación de la participación francesa en la 2ª Guerra alargaría innecesariamente el film, quedando la amada del personaje para elmetraje como una mujer militar de fuerte carácter dentro del proyecto “Supersoldado” (aunque, repito, es un anacronismo adaptado a reflejar una igualdad entre hombres y mujeres inexistente en esa época).
    2. El rescate del hielo: En los cómics originales (Avengers #4 de 1962) el Capitán América es rescatado del hielo gracias a los Vengadores. En la película (y para no adentrarse en futuras producciones) el Capitán es rescatado por un equipo de investigadores que descubren la gigantesca nave hundida en el hielo. Éste es un detalle que podrá escocer a más de un aficionado, pero que no deja de ser más que anecdótico para el devenir de la cinta.
    3. La muerte de Bucky: En el cómic original, Bucky muere al explotar un avión dirigido por el Barón Zemo, explosión de la que se libra Steve antes de caer al mar del Norte y quedar congelado. En la película, la pérdida de Bucky es igual de traumática, aunque en este caso muere al caer hacia la nieve, en una escena incluida en la persecución dentro de un convoy ferroviario que transporta las armas de Cráneo Rojo. En ambas situaciones, la impotencia de no poder salvar a su querido amigo marca al personaje amargamente.
    4. La inclusión de Howard Stark: El padre del futuro Iron Man (Tony Stark) aparece aquí para intentar dar unidad a los distintos largometrajes que conforman la franquicia vengadora. Howard Stark no fabricó el escudo del Capitán en el cómic (al igual que el hombre de arena no fue el asesino del tío Ben en Spider-man), pero es cierto que Stark Enterprises fue iniciada por él y heredada por Tony, y, efectivamente, Howard fabricaba armamento para el ejercito de los Estados Unidos.
    5. El escudo: Muy habilidosa la forma de incluir ambos escudos, el triangular (el cual tan sólo llevó Steve Rogers en DOS números de 1941) y el circular. Y, aunque en el film se comenta que el escudo está hecho de vibranium (sin hacer referencia al origen de dicho metal), en realidad el escudo estaría fabricado con una aleación única de vibranium y adamantium (el metal de las garras de Lobezno).
    6. Identidad pública: En origen, la identidad del Capitán América tan solo era conocida por los militares de alto rango. Cuando Stan Lee rescata al personaje en 1962, mantiene el anónimato, pero en algunas ocasiones, su identidad secreta fue conocida por el público. Aquí se ha optado por la actualidad comiquera en sus dos vertientes (ultimate y marvel, o, lo que es lo mismo, Mark Millar y Ed Brubacker), y es que la identidad del Capitán América es pública, cómo símbolo patriótico que es. Asunto lógico, teniendo en cuenta que en casi todos sus enfrentamientos lucha a cara descubierta.
    7. La personalidad de James “Bucky” Buchanan: En los cómics, Bucky era la mascota de Camp Leigh, campamento en el que está destinado Steve Rogers (que es el mismo de la peli), haciéndose pasar por un soldado atorrante, al más puro estilo Clark Kent, mientras que Bucky es un chaval huérfano acogido allí, siendo además la mascota (el chico de los recados) del fortín, el cual descubre por casualidad la identidad del Capi y, por culpa de ésto, Steve lo convierte en su “sidekick” (compañero juvenil, muy típico de los cómis de los 40 y 50) para preservar el secreto de su identidad. En la película pasa a ser el mejor amigo del enclenque Rogers, militar alistado que respeta a su amigo pero que le aconseja no seguir adelante con su patriotismo intentando alistarse. Posteriormente, el Capitán lo rescatará en su primera misión heróica, para perderlo amargamente al final del film.
    8. Los Comandos Aulladores: Este nombre corresponde a los militares que aparecen en la película como los primeros rescatados por el Capitán. En los cómics, este grupo fue liderado por Nick Fury, el personaje del parche que encarna Samuel L. Jackson en los distintos momentos finales de las películas anteriores de Marvel, y en alguna ocasión se ayudaron mutuamente Capi y comando. Aquí se permiten la licencia de desvincular a Nick del grupo, siendo la figura más sobresaliente del mismo Dum Dum Dugan, el irlandes del sombrero de hongo encarnado por uno de los malos malísimos de la serie “Mujeres Deseperadas”, Neal McDonough (el hombre de color del grupo no es Nick, sino Gabe Jones, agente de S.H.I.E.L.D. en los cómics). Sin embargo, se incluye en este grupo a James Montgomery Faslworth (interpretado por J.J. Feild), el cual nunca perteneció a los comandos aulladores, ya que él era otro enmascarado luchador contra el mal en Inglaterra, el cual toma como nombre de batalla el de su bandera, UNION JACK.
    9. La Valkyria: La gigantesca nave en la que se escenifica la lucha final entre Cráneo y el Capitán es una adaptación del segundo durmiente que creó Kirby (los durmientes eran robots fabricados por Cráneo y que estaban ocultos, esperando atacar a la sociedad americana cuando sus amos hubiesen perecido [???]), introduciendo en el film parte del fantástico mundo dibujado por uno de los creadores del personaje, el genial Jack Kirby. El aspecto exterior de la nave es abrumador para el espectador, a diferencia de la amenaza “infantil” (son cómics de los sesenta) de los durmientes.
    10. El cubo cósmico: En los cómics, este artefacto es una creación de I.M.A. (Ideas Mecánicas Avanzadas, otra organización terrorista), mientras que en la película es un artilugio robado a los mismísimos dioses (¿nórdicos?). Y es que un mecanismo capaz de contener tal cantidad de poder (y convertir en realidad los deseos de su portador en los cómics) es más lógico que sea creación de seres superiores, añadiendo así un hilo de continuidad con Thor y el final de su película.

Quiero hacer mención especial al cameo del admirado y siempre venerado Stan Lee, con un pequeño diálogo chispeante y simpático. ¡¡¡Cuanto ha de agradecer el cine y los lectores de cómics a este ancianete hiperactivo!!!

No quiero terminar este análisis sin recomendar, nuevamente, que nadie se vaya de la sala hasta que terminen todos los créditos, si quieren ver el avance de la próxima producción Marvel, LOS VENGADORES (The Avengers). Están todos los que son, pero no sabemos si son todos los que están (al margen de saber que en la foto faltan Ojo de Halcón y Tony Stark, los cuales están fuera de plano).

Podéis leer otra crítica igual de entusiasta, pero con detalles que a mi se me han pasado en el blog de  mi sobrino http://comicsen8mm.com/2011/08/10/opinion-capitan-america-el-primer-vengador/